Buscar:
Búsqueda avanzada
Buscar
  English
Español
  Français
  Italiano
  Português
INICIO BUSCAR CONTACTO
ACCESOS
Presentación
Escuela Una
Los congresos
Anuario
Conexiones
FEEP
RadioLacan.com
Lacan Quotidien
LC Express
LC Express
EFP
FAPOL
Acerca de la AMP » La Escuela Una
PRESENTACIÓN
DECLARACIÓN
DOCUMENTOS
COMITÉ DE ACCIÓN DE LA ESCUELA UNA
PAPERS
La Escuela Una
 
PREÁMBULO DEL 22 DE ENERO DE 2000

El 21 de Junio de 1964, reafirmando a la vez la validez de la experiencia psicoanalítica y la necesidad de restablecer su principio freudiano en la teoría y en la práctica, Jacques Lacan introducía simultáneamente la noción de una forma asociativa hasta entonces inédita: en lugar de la Sociedad que se había convertido en tradicional, basada en el reconocimiento mutuo de los didactas, propuso la Escuela, cuyos miembros encontraban en el reconocimiento de un no saber irreductible - S(A/)- que es el inconsciente mismo, el resorte para proseguir un trabajo de elaboración orientado por el deseo de una invención de saber y de su transmisión integral, lo que Lacan debía llamar más tarde el matema. Sobre este fundamento de abismo, cubriéndolo con su nombre propio, estableció su Escuela y llamó a la reconquista del campo freudiano.

"El llamado de Lacan resonó más allá de la disolución de la Escuela que había fundado - resonó más allá de su muerte, acaecida el 9 de septiembre de 1981 - resonó lejos de París, donde vivió y trabajó". Así se expresaba, el 1 de Febrero de 1992, el texto del Pacto de París, redactado en el momento en que la École de la Cause freudienne, la Escuela del Campo Freudiano de Caracas, la Escuela Europea de Psicoanálisis del Campo Freudiano, y la Escuela de la Orientación Lacaniana del Campo Freudiano, decidían converger en la Asociación Mundial de Psicoanálisis que acababa de ser fundada por Jacques-Alain Miller.

Hoy,
-cuando desde hace veinte años los Encuentros del Campo Freudiano escanden y relanzan regularmente la vida de una comunidad internacional que han contribuido a hacer existir de manera eminente;
-después de ocho años activos y laboriosos en el seno de la AMP;
-al salir de una crisis atravesada y superada en común;
-y mientras están en gestación dos Escuelas nacionales, en España y en Italia; ha llegado el momento de dar el paso siguiente: será la fundación de lo que ya ha encontrado un nombre, la Escuela Una de la AMP.
A iniciativa de Ricardo Nepomiachi, el Consejo de la EOL reunido en Buenos Aires ha adoptado un proyecto de declaración al que propone que suscriba cada miembro de la AMP que desee ser, después de aprobación del Consejo de la Asociación Mundial, miembro de la Escuela Una.
El Consejo de la AMP, reunido en París este 22 de Enero del 2000, hace suya esta iniciativa y decide ofrecer a la discusión de los miembros de la Asociación Mundial, en el marco de sus Escuelas, el texto siguiente, inspirado en el proyecto EOL.
a todos y de tener una incidencia real. Porque es una Escuela que no quiere "rendir las armas ante los impasses crecientes de la civilización".
Esta Escuela es una experiencia.
En efecto, el Acto de fundación de 1964 inauguraba una institución propiamente psicoanalítica por el hecho de que ofrece al trabajo de la transferencia, que sostiene la cura, el relevo de la transferencia de trabajo. La Escuela, por este hecho, puede pretender legítimamente la condición de experiencia subjetiva. Es esta experiencia, proseguida en diferentes Escuelas fundadas desde hace veinte años, la que se declara hoy bajo una tercera forma: la Escuela Una, transnacional y translingüística.
Experiencia jamás llevada a cabo todavía de una Escuela sin fronteras y, sin embargo, experiencia que ya está aquí, esbozada antes de que su existencia se haya declarado. Experiencia de transferencia y experiencia de trabajo, inseparables, que deberá, de acuerdo a la propuesta de Lacan, ser analizada (sus AE están ahí para eso) a la manera de una cura, e interpretada, y dirigida.
Sabemos que la empresa de esta Escuela, Escuela de la Orientación Lacaniana a escala del mundo, es inédita. Parece imposible. No está menos a nuestro alcance.
Para tener éxito, o "fallar de la buena manera", recurrirá a la lógica que la atraviesa: es ésta, éxtima para cada uno, uno por uno, la que determinará el Work in progress de todos para dar nacimiento a una verdadera comunidad analítica integrada.
Esta Escuela tendrá su política, que hay que profundizar todavía, cuando comienza un nuevo siglo, el segundo siglo del psicoanálisis.

Buenos Aires - París, 22 de Enero de 2000

 

LAS ESCUELAS
DE LA AMP >>
EBP ECF ELP EOL NEL NLS SLP