Buscar:
Búsqueda avanzada
Buscar
  English
Español
  Français
  Italiano
  Português
INICIO BUSCAR CONTACTO
ACCESOS
RadioLacan.com
Lacan Quotidien
LC Express
LC Express
EFP
FAPOL
Informe moral y de gestión del Presidente de la AMP, Leonardo Gorostiza
 
 

Estimados colegas, queridos amigos de la AMP:
Se cumplen hoy dos años desde que tuve el honor y la responsabilidad de asumir la presidencia de nuestra asociación. Se trata entonces ahora de echar una mirada retrospectiva sobre nuestra gestión e intentar situar de qué manera la AMP ha podido contribuir al desarrollo de las políticas de sus Escuelas, ya que la AMP no está hecha sino de y por las Escuelas que la componen y que le dan cuerpo.
Para esto, como Presidente de la AMP, he procurado estar lo más presente posible en cada una de ellas. No sólo por medio del contacto – a veces casi cotidiano gracias a los medios electrónicos- con cada uno de los Presidentes de las siete Escuelas, sino también viajando con frecuencia y participando, dentro de lo posible, en los eventos centrales de cada una de ellas. Esta presencia cercana ha sido, al menos para mí, algo de mucha importancia, porque me ha permitido –si puedo decirlo así- percibir cómo cada Escuela vive, palpita, de un modo que, no obstante compartir una misma orientación, es siempre particular y también, según cada momento, cambiante.
Esta modalidad de gestión, que puedo llamar simplemente así, "cercana", es algo que espero y deseo mantener si, tal como propondré al nuevo Consejo de la AMP que habrá de surgir hoy aquí luego de la aprobación de la lista de los consejeros propuestos por las Escuelas, soy reelegido por un nuevo mandato de dos años.
Pero para que esto sea posible, resultará ineludible no solo el acuerdo del nuevo Consejo sino también, y fundamentalmente, que esta Asamblea apruebe con su voto el informe que a continuación voy a presentarles.

El Consejo de la AMP
Tal como dije hace dos años en la Asamblea General de 2010 y lo recordé en la de 2011 en París, la estructura institucional de la AMP acorde a los Estatutos que aprobamos en 2008, que elevó a dieciséis el número de consejeros, plantea ciertas dificultades. En particular, ser una estructura "pesada" para responder con velocidad a las contingencias. Para responder a esto, en aquella oportunidad propuse que tal vez podríamos hacer uso de lo que aparentemente sería una dificultad transformándolo de esta manera: creando cada vez responsabilidades bien definidas para cada consejero. Algo así como misiones específicas según las circunstancias. Esto fue implementado durante el primer año. Solicité a varios de los consejeros realizar un relevamiento preciso sobre temas de interés político para la AMP: sobre las novedades en las legislaciones y los intentos de regulación de las prácticas psi, sobre las relaciones entre las Escuelas y las Universidades, sobre el estado actual de nuestros Centros de atención. Esta valiosa información, en parte vertida de manera resumida en el dossier de trabajo de las reuniones del Consejo de enero de 2011, nos dio un panorama que no hace sino confirmar aquello a lo que asistimos hoy de manera cada vez más franca: un empuje a la reglamentación y a los ataques al psicoanálisis que toma una particular virulencia en Europa y del cual, sólo se manifiestan –por ahora- esbozos en América. Las exposiciones de los Presidentes de las Escuelas que hemos escuchado hoy dan prueba de ello.
Otra novedad que introdujimos en el Consejo ha sido la creación del Bureau ampliado. Como ustedes saben, el Bureau está compuesto por el Presidente, el Secretario y el Tesorero. Mientras que el Bureau ampliado, que no es una figura estatutaria, incluye, además de los miembros del Bureau, al secretario de homologaciones, el del pase y el de la garantía. Es como el núcleo más fuerte que tiene que trabajar en las tres dimensiones propias de la AMP como Escuela Una: admisiones, garantía y pase. Esta modalidad de funcionamiento se reveló muy útil y, unida a la decisión de ampliar en un día las reuniones anuales del Consejo, ha posibilitado un cuidadoso trabajo sobre el tema de las homologaciones. Podré aclarar durante la discusión a qué me refiero con esto.
Voy a pasar al segundo punto, que concierne precisamente a aquello que nos llevó a la modificación de los estatutos en 2008, con esta consecuencia sobre la estructura institucional de la AMP, que incluye la necesidad de realizar una Asamblea General anual (cuestión a revisar). Me refiero al objetivo de obtener el reconocimiento de la AMP como ONG ante la ONU.

La herramienta ONG
Las gestiones para obtener este objetivo, iniciadas firmemente por Eric Laurent durante su presidencia de la AMP, dieron finalmente sus frutos gracias al trabajo del Presidente de la EFP, nuestro colega Gil Caroz, quien no cedió ante las innumerables trabas burocráticas que hubo que atravesar para hacer llegar nuestra demanda. Él mismo ha definido la condición de ONG como una herramienta, como un útil. Es decir que se trata de saber usarlo. Usarlo, por ejemplo, para que la voz del psicoanálisis de la Orientación lacaniana sea aún mejor y más escuchada en los debates públicos ante el ascenso de la ideología de la cifra y de la evaluación.
Así, el 1 de agosto de 2011 recibimos la notificación por parte del Consejo Económico y Social de la ONU (el ECOSOC) de que fue otorgado a la AMP el estatuto de Consultante especial (Special Consultative Status). ¿Qué significa esto? Que si bien eso no nos autoriza a proponer puntos en el orden del día en las reuniones del ECOSOC, ni a hablar durante dichas reuniones, sí nos permite participar en ciertas reuniones –aunque sin derecho a voto- y a hacer circular breves declaraciones escritas, y también tomar la palabra y hacer circular declaraciones más extensas en lo que se llaman las reuniones de los cuerpos auxiliares. Gil Caroz podrá, durante la conversación, ampliar estas cuestiones.
Pero lo que sí quiero comunicarles, antes de concluir este punto, es que en este lapso hemos podido corroborar que en realidad para obtener este reconocimiento por parte de la ONU no resulta necesaria una modalidad estatutaria como, la que actualmente tenemos. Nuestra estructura estatutaria actual sí es la exigible para obtener el reconocimiento como Asociación de Utilidad Pública en Francia. Por lo tanto, será uno de nuestros próximos objetivos, si acordamos en no avanzar con el pedido de obtención de dicho reconocimiento, estudiar la posibilidad de una nueva reforma de estatutos que vuelva a dotar a la AMP de una estructura tal vez más flexible y ligera.
Dicho esto, pasemos entonces a las acciones que más nos importan y que son el fundamento de la AMP y de la Escuela Una. Veamos en qué punto estamos luego de estos dos años de gestión. En primer lugar: el Pase.

El pase
Un gran impulso continúa animando al Pase. Varias nominaciones fueron efectuadas por los Carteles. Esto hace que actualmente los AE de la Escuela Una sean (seamos) diecinueve (19). De ellos, once (11) fueron nominados luego del Congreso AMP de abril 2010. Hemos escuchado el testimonio de ocho (8) de ellos durante este Congreso.
El domingo pasado, en la sede de la EOL, hemos convocado a una Conversación sobre el Pase en la Escuela Una. Creo que podemos afirmar que estos pasos siguen apuntando a fortalecer el despertar y el desarrollo de una comunidad del Pase en el ámbito de la Escuela Una. Así, en este lapso de dos años varias novedades concernientes al dispositivo del Pase tuvieron lugar en diferentes Escuelas.
Dos Escuelas de América, la EOL y la EBP, adoptaron nuevos reglamentos del Pase. Por mi parte, he trabajado estrechamente -en calidad de éxtimo- con el Consejo de la EBP y su Secretariado del Pase, para la redacción y aprobación del nuevo reglamento, así como para la designación y confección de la lista de pasadores. Tanto en el Reglamento de la EBP, como en el de la EOL, un rasgo se destaca. La apuesta decidida a que su composición provenga fundamentalmente de lo que el Pase mismo produce. Es decir, el mayor número posible de AE y de ex AE, o bien, de algún ex pasador. Esto genera, en el conjunto de las comunidades de estas dos Escuelas una significativa confianza, elemento central para la puesta en marcha y continuidad del dispositivo. Lo mismo puede decirse de la importante novedad acontecida en noviembre del año pasado durante las Jornadas de la ELP en Zaragoza: un nuevo Reglamento del Pase fue adoptado por el Consejo de la ELP y aprobado en la Asamblea de dicha Escuela. Así, el nuevo Cartel del Pase de la ELP fue puesto en funciones.
Por su parte, la ECF, inauguró durante este período un nuevo funcionamiento en el dispositivo. Los dos carteles se fusionaron en una sola Commission de la Passe, que ha incluido a la coordinadora del Secretariado del Pase en su seno, ahora como más uno de la Comisión. Durante la Conversación desarrollada el domingo pasado en la EOL hemos abordado en profundidad las razones y consecuencias de esta novedad.
De este modo, se constata que estamos en un tiempo en el cual los reglamentos son diversos, según cada lugar, y, al mismo tiempo, que no son eternos. Es decir, que pueden variar según los lugares y el momento que atraviesa cada Escuela y la Escuela Una. Este rasgo, más afín a la contingencia, merece ser destacado ya que es un índice de que –tal como lo señaló Jacques-Alain Miller- lo importante no son los reglamentos en sí mismos sino que efectivamente haya una comunidad del pase que los anime.
La Escuela Una mantiene así dispositivos funcionando en cuatro Escuelas (ECF, EOL, EBP y ELP), que también reciben demandas de miembros de las otras Escuelas a través del Secretariado del Pase AMP. Esto representa –según señalo Laure Naveau- una movilización importante de los miembros y del espíritu del Pase en cada una de las Escuelas y en la Escuela Una. En cada caso, es lo más precioso de la experiencia de un análisis lo que allí se recoge. De este modo, es posible saber "cómo se adviene analista en el Siglo XXI", y la manera en que se practica el psicoanálisis caso por caso.
Podemos concluir entonces que el Pase en las Escuelas, pero también muy nítidamente en la Escuela Una, goza en este momento de una gran vitalidad. Mauricio Tarrab lo denominó, durante la Conversación del domingo pasado en la EOL, "la primavera del pase".
La experiencia del Pase se revela así como capaz de atravesar las diferencias de las lenguas y de los localismos. Por eso mismo, en enero del año pasado en la ECF propuse realizar una soirée AMP dedicada al Pase y, en particular, a ese rasgo tan propio de la Escuela Una: su carácter translingüístico. Conversamos en aquella oportunidad en torno a "El pase y las lenguas en la Escuela Una".
Los textos de dicha reunión, de gran resonancia en la ECF, fueron subidos al sitio de la AMP.
Con respecto a este punto, es decir, qué del pase está disponible on line, hemos tomado una decisión: que los testimonios de los AE sean subidos luego de un cierto tiempo y al espacio reservados para miembros. Nos pareció que subirlos rápidamente y abiertos a todo "navegante" hubiera sido incongruente con la interpretación hecha por Jacques-Alain Miller durante la última Gran Conversación de la Escuela Una en París acerca del riesgo de hacer un Mc Donald's del pase. La publicación de los testimonios en papel es así privilegiada, mientras que su publicación on line, es solo diferida.
Por último, quiero hacer público mi agradecimiento a Laure Naveau, Secretaria del Pase de la AMP durante estos dos años y que hoy deja el Consejo, en quien encontré siempre apoyo y un trabajo decidido para que, en lo que a la AMP respecta, lo más agalmático de nuestras Escuelas fuera tratado con el cuidado que conviene.

La garantía
Como ustedes tal vez recuerden, en el discurso a la Asamblea de abril de 2010, propuse la creación, en el seno del Consejo AMP, de un Secretariado de la Garantía con un primer objetivo específico: establecer una primera puesta al día de esta cuestión en el marco de la AMP. Se trata de un tema que tiene siempre algo de opacidad que entiendo hace a la función y a la pertinencia del título de AME en nuestra comunidad y en esta época.
Tal como anticipé en la Asamblea del año pasado en París, era tiempo de introducir una permutación en la Comisión de Garantía AMP América que estaba en funciones desde 2006. A principios de este año, y luego que dicha Comisión efectuara sus últimas nominaciones en junio de 2011 durante el ENAPOL, fueron introducidas las permutaciones.
Al mismo tiempo, decidimos una reformulación del Secretariado Europeo de la Garantía (SEG) que –tal como fue informado en un reciente comunicado- tendrá ahora la misión de estudiar las posibles nominaciones y otorgar el título de AME en el ámbito de la ELP, la SLP y la NLS. La Comisión de la Garantía de la ECF prosigue, como hasta ahora, otorgando el título en el ámbito de su Escuela.
Ambos cambios, la permutación de la Comisión AMP América y el nuevo SEG, tendrán vigencia hasta 2014, momento en el que habrá que reconsiderar ambos dispositivos y su composición.
Por otro lado, no obstante lo informado el año pasado acerca de que las Comisiones de Garantía de la ECF y de la EOL habrían decidido retomar la palabra en público, es decir, retomar un trabajo de enseñanza, debemos decir que eso no ha tenido una suficiente trascendencia. Una única actividad en ese sentido tuvo lugar en 2011 por parte de la Comisión ECF, y la Comisión de la EOL no realizó ninguna. Se trata de algo a interpretar, a elucidar.
A partir de los informes redactados por Philippe La Sagna, Secretario de la Garantía AMP, podemos destacar dos ejes de la cuestión. Primero, el valor y la función que puede tener el título de AME en la perspectiva del lugar que debe ocupar el psicoanálisis en la sociedad. Segundo, no olvidar que hay una articulación entre el pase y los AME, cuándo estos están en condiciones de designar pasadores.
Durante este Congreso, hemos realizado una reunión de los miembros de la nueva Comisión Américana de la Garantía y del SEG para abrir un intercambio en torno al alcance y valor del título de AME en nuestra época, así como a la pertinencia de seguir interrogando e impulsando una enseñanza por parte de las Comisiones.

Las homologaciones
Durante estos dos años, en oportunidad de considerar las propuestas de homologación que cada Escuela hizo llegar al Consejo AMP, hemos comprobado que los Consejos de las Escuelas implementan los dispositivos que, en cada momento, consideran más oportunos para las entrevistas de admisión pero estando estas entrevistas orientadas fundamentalmente a examinar la posición subjetiva del postulante, su relación al inconsciente, así como también –y fundamentalmente- los motivos que desde el interior mismo de la experiencia analítica precipitaron su decisión de pedir la entrada a la Escuela. También, a explorar lo que cada candidato puede aportar a la Escuela, tanto desde el punto de vista libidinal como político y epistémico. Porque mantener la exigencia analítica en las homologaciones significa también no ceder en la exigencia de formación. Además, que ser admitido miembro de una Escuela y de la AMP implica también haber verificado la disposición del postulante de trascender lo local para implicarse en la comunidad analítica en su dimensión nacional y, en la medida de lo posible, internacional.
En estos dos años en general hemos encontrado en las propuestas hechas por las distintas Escuelas fundamentos claros y argumentados. Esto nos ha permitido tomar las decisiones respetando la exigencia analítica de considerar cada caso en su singularidad, más allá de los porcentajes necesarios a tener en cuenta para mantener el equilibrio de las Escuelas dentro de la AMP.
En general, la proporción del número de las propuestas entre Escuelas resultó satisfactoria. No hubo ni exceso ni escasez.
Respecto a las modalidades de los procedimientos implementados en cada Escuela, este último año se suscitó una reflexión acerca de la información que en algunos casos los Consejos difunden a fin de orientar las demandas, así como las respuestas dadas cuando los postulantes no son propuestos a la homologación o bien no son homologados. El Consejo concluyó en la importancia de que la orientación de las demandas no debería anular cierta opacidad (subrayo "cierta" opacidad) acerca de lo que la Escuela « espera », a fin de que el postulante pueda articular de manera más singular su pedido. También, se concluyó en que las respuestas con respecto a las demandas de entrada no deberían confundirse con la modalidad propia de los dictámenes del procedimiento del pase, lo cual no implica que no pueda haber una respuesta.
Quiero agradecer a los Consejos de las Escuelas el cuidado que, durante estos dos años, han puesto en la presentación de los informes, lo cual favoreció y facilitó el trabajo del Consejo de la AMP y permitió poner el acento en la singularidad de cada una de las demandas.
Así mismo, la ampliación que decidimos dar al tiempo de estudio de las propuestas por parte del Bureau ampliado ha sido fundamental para poder discutir luego en el conjunto del Consejo cada una de ellas de manera argumentada.
Como hechos destacables, en las últimas propuestas homologación de varias Escuelas pudimos constatar un cierto descenso en la edad de los postulantes con respecto a los años anteriores y una presencia más significativa, en particular esta vez (2012) en las propuestas de la EOL, de médicos psiquiatras.
Por último, quiero también agradecer especialmente a Xavier Esqué, que hoy deja el Consejo, el trabajo riguroso y el cuidado que ha puesto en la preparación de las propuestas para su estudio pormenorizado durante estos dos años. Supo proseguir así con el enorme trabajo que años atrás había emprendido Jésus Santiago.

Las Escuelas
Ya hemos escuchado a los Presidentes de las Escuelas. Cada uno ha sabido transmitir muy bien los ejes centrales de la política de cada una de ellas y el punto en el que se encuentran. No voy a reiterar lo que ellos han dicho muy bien. Solo destacaré algunos puntos.
Si nos referimos a Europa, resulta claro de qué manera el psicoanálisis está sufriendo allí quizás uno de los ataques más violentos de toda su historia. Particularmente en Francia, pero no menos en Bélgica, España, Italia y Suiza, se constatan reiteradas maniobras que, de un modo u otro, intentan extinguir el fuego de la invención freudiana. Lo dicho hace unos minutos por Jean-Daniel Matet resulta impactante. Las artimañas legales que buscan excluir al psicoanálisis como tratamiento para los autistas, la realización de un film que, sobre el mismo tema, malintencionadamente apunta a ridiculizar nuestra práctica. Pero la respuesta de la ECF, animada como siempre por la atenta lectura que Jacques-Alain Miller hace de los movimientos discursivos de la época y su saber trasformar cada una de estas contingencias en oportunidades para la afirmación del discurso analítico, ha sido y es, fuerte y rápida.
Creo que las otras Escuelas poco a poco van aprendiendo de este ejemplo, lo cual no significa, copiar las formas. Porque si en Europa, evidentemente las Escuelas comparten una misma problemática, no es tan así con respecto a las Escuelas de América o la NLS, hecha de lenguas y geografías tan diversas.
Por ejemplo, la fórmula Foro, que se ha revelado tan eficaz tanto para la ECF, la ELP y la SLP, no podría trasladarse automáticamente a las Escuelas americanas. Lo cual no impide que estas Escuelas inventen otros dispositivos u otras formas del Forum, que sean los propios, en la medida en que los ataques que vemos ascender de modo manifiesto en Europa no tardarán, bajo otros rostros, en insinuarse también en este continente.
Pero para que esta acción decidida e imprescindible con respecto a lo que ocurre "afuera del consultorio" no nos lleve a perder el rumbo del discurso analítico, también es necesario que cada una de las Escuelas redoble su preocupación y cuidado por el psicoanálisis llamado puro. Es en este punto que lo que dije anteriormente sobre el estado del pase en las Escuelas de la AMP resulta crucial.
Pero en las Escuelas no todo es el pase. Hay otros ámbitos que hacen a lo que llamamos la "formación analítica" que también es necesario sostener y preservar, así como el affecto societatis, lazo libidinal fundamental para sostener y fortalecer tanto el "Foro" como el "Pase", que deben estar indisolublemente articulados.
Así, si tomamos el ejemplo de la ELP, esta Escuela sorprendió en junio de 2010 al Campo freudiano con el Foro sobre el Autismo que convocó a 600 personas en Barcelona. El impulso de esta convocatoria fue bien aprovechado y en octubre del mismo año, en sus Jornadas en Madrid, la ELP dio un paso importantísimo superando la cifra de 400 participantes, algo inédito en los tiempos de inercia de esa Escuela. Este empuje, no solo se mantuvo el año pasado sino que -como ya anticipé- durante las Jornadas de Zaragoza, que contaron con casi el mismo número de asistentes, fue aprobado el nuevo Reglamento del pase que ha renovado el impulso en la ELP. Y como lo ha señalado su Presidenta, Carmen Cuñat, la creación de un Gabinete de Prensa –y esto lo constaté en vivo en el lugar- está permitiendo que la ELP y el psicoanálisis de la Orientación lacananiana se hagan escuchar más fuerte en un medio social por sí históricamente reacio al psicoanálisis. Actualmente, un nuevo Foro está en marcha.
Por su parte, la SLP está dando firmes indicios de proseguir con una desaceleración de la tendencia centrífuga que hasta hace muy poco provocaba la dispersión de la libido en las actividades locales, y en desmedro de un movimiento de centralización sobre la Scuola y la AMP. El Seminario AMP-EFP, coordinado primero por Eric Laurent y luego por Gil Caroz y Pierre-Gilles Guéguen, así como la puesta en funcionamiento de una nueva Sede central han favorecido el inicio de un movimiento centrípeto hacia el Uno de la Scuola.
En el pasado mes de febrero pude viajar por primera vez a la Scuola. Así, pude compartir con los colegas de la SLP que viajaron hasta Milán, no obstante el riguroso invierno y la tormenta de "nieve siberiana" que azotaba a Italia por esos días, una excelente Conversazione Clinica y pudimos también conversar en profundidad sobre la posibilidad de instaurar, en poco tiempo más, un dispositivo del pase propio de la Scuola. Aquí también, en una Escuela donde la iniciativa del Foro abre la posibilidad de un diálogo con intelectuales de otras disciplinas, sacándola así del ostracismo de los localismos, el horizonte del pase también debe afirmarse. Pero cuando sea su tiempo, sin forzamientos.
Finalmente, la NLS. Ella también tuvo en estos dos años sus Congresos. Primero en Ginebra (2010), luego en Londres (2011). En ambas oportunidades pude personalmente asistir al trabajo intenso de esa asombrosa Escuela –muy bien descripta hace unos minutos por su presidenta, Anne Lysy- hecha de múltiples Sociedades y Grupos asentados en numerosas ciudades y con lenguas diversas. Allí, pude comprobar que no obstante esta gran heterogeneidad, sus grupos y miembros comparten, cada vez más, una misma orientación. El próximo Congreso de la NLS, en junio en Tel Aviv, volverá a reunirnos.
No quiero dejar de señalar aquí el papel central que ya tiene y tendrá cada vez más la EFP en la construcción de esta verdadera Europa psicoanalítica de la Orientación lacaniana. En este sentido, tal como señaló su actual presidente, Gil Caroz, la EFP responde a una lectura de la realidad política concerniente al psicoanálisis sobre un plano « externo » e « interno ». Sobre el plano externo, la EFP traduce la voluntad de dar a la comunidad europea de la Orientación lacaniana la consistencia necesaria para defender al psicoanálisis a nivel europeo frente a la ideología de la evaluación, la propagación de las TCC y las neurociencias, así como las iniciativas legislativas que ataquen al psicoanálisis. Sobre el plano interno, apunta a sostener la relación del psicoanalista a su inconsciente, con el horizonte del Pase como lo esencial de la formación. Por otro lado, la EFP se dirige a los « nouveaux venus » que se acercan a las Escuelas europeas a partir de su compromiso político (los Forums). De este modo, la EFP tiene la ambición de sostener un anudamiento paradojal entre un compromiso político colectivo de gran envergadura y el principio de una «désmasificación de la enunciación».
El éxito de PIPOL 5, que fue el Primer Congreso Europeo de Psicoanálisis, el año pasado en Bruselas, habla del dinamismo y de la importancia que está adquiriendo la EFP.
Pero además, hay otro aspecto muy importante vinculado a la NLS –y al cual la EFP también contribuye. Me refiero a la apertura hacia la Europa del Este, algo destacado en la intervención de la Presidenta del Campo freudiano, Judith Miller. Es gracias a su empuje, y a más recientemente a la presencia de Jacques-Alain Miller en Moscú, que poco a poco –paso a paso- se va consolidando la reconquista del Campo freudiano en esas latitudes. El Consejo de la AMP se ha mostrado sensible a este avance y hemos decidido darle todo nuestro apoyo. Tanto en las reuniones de enero de 2011 como en las 2012, hemos invitado a Judith Miller y a los integrantes del Secretariado para la Europa del Este para que nos informen de su trabajo. De dicho intercambio surgieron dos decisiones del Consejo. Primero, crear en el sitio de internet de la AMP, lo que su responsable Mauricio Tarrab propuso llamar "Una ventana a Europa del Este", lugar de conexión con las actividades que allí desarrollan los grupos del Campo freudiano. Segundo, otorgar inicialmente durante este año 2012 un aporte de 10.000 euros a fin de contribuir a la profundización de la formación analítica de los practicantes de esa área geográfica. Esta es una tarea que la AMP seguirá privilegiando y apoyando durante la próxima gestión.
Otra dimensión de importancia ligada a la NLS es el trabajo que se desarrolla en los USA. Para establecer una conexión más fluida con los grupos que allí existen, he designado a uno de nuestros consejeros, más precisamente a Pierre-Gilles Guéguen, como Delegado del Consejo de la AMP en los USA. A partir de ello, dos hechos destacables se produjeron. Primero, que los tres grupos existentes se reunieron bajo un significante común, el de la ya existente publicación electrónica Lacanian Compass. Sus actividades a través de los llamados Video Seminars y los Clinical Study Days, se mantuvieron y consolidaron. Un cambio sensible fue introducido por una actividad conjunta entre la Universidad de Paris 8 y la Universidad Popular Jacques Lacan que, en relación con el ámbito universitario de los USA, permitió dar lugar al primer PULSE (París-USA Lacan Seminar) que tuvo lugar en NYC a fines de 2011. Seguramente esta será una vía en la cual profundizar y a la cual la AMP va a brindar también todo su apoyo.
Sin embargo, no obstante el éxito de esta primera iniciativa, no podemos desconocer la resistencia que la cultura norteamericana sigue ofreciendo a la entrada de las consecuencias clínicas de la enseñanza de Lacan. Esta constatación es la que nos ha llevado finalmente a no poner en marcha una idea que muchos de ustedes deben conocer. Hemos decidido no realizar lo que hubiera sido el IXº Congreso de la AMP en NYC el año próximo. Nos ha parecido, y hemos hablado de esto con Jacques-Alain Miller, que no hubiera tenido sentido convocar a una suerte de Congreso como el de Comandatuba, ahora en la isla de Manhattan. Podemos hacerlo, la experiencia y los medios no faltan, pero… ¿Qué resonancia podría haber tenido algo así esto más allá de nuestro ámbito? Es que hay que rendirse a una evidencia. El psicoanálisis de la Orientación lacaniana se propaga fundamentalmente a través de las lenguas latinas. Y si bien esto no debe llevarnos a deponer el esfuerzo por desarrollar nuestra presencia en la lengua anglosajona, en lo inmediato la posibilidad de instalar un enclave en los USA pasa más por el español, o bien por el spanglish, que se desarrolla cada vez más. De allí la decisión que anunciamos en el Comunicado de las reuniones del Consejo de realizar el año próximo, no un Congreso, sino un Coloquio de la Orientación lacaniana en Miami. Debemos aún trabajar en esto. De este modo el próximo Congreso, el IXº Congreso de la AMP, tendrá lugar nuevamente en París, del 14 al 18 de abril de 2014. El Director del IXº Congreso ya fue designado. Será nuestro colega, AE en ejercicio de la ELP y la ECF, Guy Briole.
Y en América Latina, ¿en qué punto estamos?
La EOL prosigue firme, fuerte y sostenidamente su trabajo. Entre otros, tres hechos se destacaron en este período. Primero, la modificación el año pasado de sus Estatutos que han introducido la posibilidad de una renovación más acelerada de los integrantes del Consejo y una mayor articulación con el Directorio de la Escuela. Esto apunta a algo que está en el espíritu de la EOL y que poco a poco va tomando cuerpo: dar lugar a una genuina renovación generacional donde la eficacia en la gestión no se oponga al mantenimiento de una exigencia en la formación analítica. Se trata de algo indispensable, no solo para la EOL, sino para todas las Escuelas de la AMP. Segundo, la realización de una Conversación donde todos los miembros fueron convocados a tomar la palabra para decir en qué punto se encuentra la formación analítica en la EOL a los veinte años de su existencia. Tercero, una decisión de su Consejo en estar bien informados acerca de los alcances de la nueva Ley de Salud Mental en la Argentina, de sus alcances sobre la práctica analítica y de la posibilidad y conveniencia de incidir en la redacción de su reglamentación, y de qué manera. Este es un trabajo que se encuentra especialmente encaminado en estos días. Como ven, la compra y remodelación de lo que será la nueva sede de la EOL no desvía la atención de las instancias y de sus miembros de aquello que deben ser los objetivos centrales de una Escuela. La potencia de sus últimas Jornadas sobre La praxis lacaniana, también dan muestra de ello.
Por su parte la EBP, como señalé en la Asamblea del año pasado, luego de años de desencuentros y dificultades en Sao Paulo, pudo realizar su tradicional Encontro Brasileiro do Campo Freudiano nuevamente en esa intensa y formidable ciudad, polo estratégico para el desarrollo de la Orientación lacaniana. El affecto societatis de la EBP parece haber encontrado allí un nuevo impulso. Esto es algo que se mantiene y que considero marca la entrada en una nueva etapa para la EBP y que tal vez no sea ajeno al hecho de que a este Congreso han asistido 145 miembros de la EBP, una cifra notable si tenemos en cuenta que el número de miembros de esa Escuela asciende a 191. Pero además, la EBP es tal vez una de las Escuelas americanas más sensible a lo que acontece fuera de sus fronteras. Pude comprobar de qué manera se movilizó ante el llamado que hicimos por la liberación de Rafah Nached impulsada por Jacques-Alain Miller. Intervenciones en la ciudad sobre el uso de drogas y de la violencia son algunos de los ejes –como lo señaló su Presidenta saliente, Ana Lydia Santiago- que la EBP se propone abordar próximamente.
Finalmente, la NEL que, a partir de sus Jornadas en Bogotá en las que celebró diez años de existencia, dio efectivamente cuenta, a través de las intervenciones clínicas y políticas de sus miembros, tanto en las Jornadas como en el Congreso y en la Asamblea, de un cierto franqueamiento. Como dije en la pasada Asamblea en París, he trabajado con el Comité Ejecutivo de la NEL para impulsar una mayor participación de las Sedes en la perspectiva del Uno de la NEL. Surgió así, la decisión de otorgar a su Consejo Federativo una mayor participación en la política de la Escuela. Gracias al trabajo infatigable de su Presidenta Piedad Spurrier se sucedieron reuniones vía webex de los Consejeros y de los Directores de las diversas sedes con la Presidenta. Entiendo que esta es una modalidad que habrá que mantener y profundizar en el futuro, ya que contribuye precisamente a obtener eso tan difícil en una Escuela hecha de sedes geográficamente dispersas: el sentimiento de formar parte de una misma comunidad. Pero además, un avance en la preocupación central de esta Escuela puede comenzar a atisbarse: el acento puesto cada vez más en la formación de sus miembros por el valor y el realce dada a la función del control y al cuidado en la construcción de los casos clínicos. Otro hecho a destacar en el ámbito de la NEL es lo que está ocurriendo en la tan importante e histórica sede de Caracas. Me refiero a lo que creo y quiero entender como un genuino acercamiento entre los miembros de las dos Asociaciones allí existentes, cuyo distanciamiento durante diez años parece estar llegando a su fin. La captación de la dimensión entrópica de esa distancia, tanto tiempo mantenida, es tal vez la condición que está haciendo posible un paso que seguramente será fundamental no solo para Caracas sino para el conjunto de la NEL.
Queda por mencionar, en América, la reciente creación de la FAPOL, la Federación Americana de Psicoanálisis de la Orientación Lacaniana. Como señalamos en nuestro último comunicado esta Federación recoge lo que hasta la fecha era el Consejo AMP- América. Así, su Consejo pasa a estar compuesto por: el Presidente de la FAPOL, los Presidentes y Directores de cada una de las Escuelas de América, y el Presidente de la AMP. Elisa Alvarenga, hasta el momento presidenta del Consejo AMP América, proseguirá hasta 2014 como Presidenta de la FAPOL. En estos días mantuvimos una reunión del Consejo FAPOL donde trabajamos sobre la preparación del ENAPOL 6 que tendrá lugar aquí, en Buenos Aires, el año próximo.
Así mismo, el Consejo AMP ha decidido, dada la importancia de mantener un lazo estrecho tanto con la euro-federación (EFP) como con la federación americana (FAPOL), que los Presidentes de ambas federaciones serán « invitados » permanentes a las reuniones del Consejo AMP mientras dure su mandato. De modo que nuestro colega Gil Caroz, que hoy también sale del Consejo, en su carácter de actual Presidente de la EFP proseguirá trabajando hasta 2013 con el Consejo y seguirá ayudándonos en esa difícil tarea de mantener una buena interlocución con las instancias de la ONU.

VIIIº Congreso de la AMP
Evidentemente no me voy a extender sobre el VIIIº Congreso que acaba de concluir. Solo me resta primero agradecer el trabajo realizado por el Comité de Acción Scilicet de la Escuela Una, por sus integrantes que han sabido animar el trabajo de cada una de las Escuelas hacia este Congreso de la AMP. Cada uno de ellos, según las particularidades de sus Escuelas. Mi agradecimiento entonces a Susana Amado (EOL), François Ansermet (NLS), Doménico Cosenza (SLP), Juan Fernando Pérez (NEL), Antoni Vincens (ELP), Rose-Paule Vinciguerra (ECF) y, por supuesto, a Angelina Harari (EBP), quien supo coordinar y animar la edición de los Papers, en cuyos números también participaron, además de los miembros del Comité de Acción, colegas de diferentes Escuelas. Y también a Marta Davidovich, responsable de la edición de Papers, que supo encontrar el buen diseño y la rapidez que requiere una publicación virtual multilingüe donde los traductores son una pieza clave.
Luego, una vez más agradecer a su Directora Flory Kruger y a su Comisión organizadora, así como a todos aquellos que de alguna manera han colaborado con ellos, por el excelente trabajo y por el afecto que han puesto al hacerlo.
Quedará a ustedes a continuación, dar sus opiniones y sugerencias. Sobre lo que marchó bien, sobre aquello que no, pero también sobre lo que habría que modificar pensando en el próximo.
Así mismo, dada la importancia de lo trabajado durante estos días, he decidido promover una publicación en papel que recoja todas las plenarias de este Congreso. Es decir, una publicación de la AMP en varias lenguas que, al modo de unas Actas del Congreso, permita recoger y difundir la riqueza de lo que aquí ha sido planteado.
Con respecto a las cifras, el número total de miembros de la AMP que asistieron fue de 746, desglosados de la siguiente manera según las Escuelas: EBP 145, ECF 81, ELP 43, EOL 388, NEL 64, NLS 9, SLP 19.
Paso entonces ahora al último punto de lo que hoy quería transmitirles. Me refiero a una perspectiva sobre algo que ha marcado fuertemente nuestro último año. Me refiero a la incidencia del psicoanálisis, de nuestra posición, en la política. Quiero darles aquí mi perspectiva.

El psicoanálisis y la política
Ya fue dicho, lo sabemos muy bien, el año pasado fue un año marcado por el trigésimo aniversario de la muerte de Jacques Lacan. En todas las Escuelas de la AMP, cada una a su manera, seguimos un misma orientación: que la conmemoración no consistiera –como señaló oportunamente Jean-Daniel Matet- en "…edificar un monumento a la gloria del desaparecido sino (en) poner al día lo que se transmite de un deseo que está en obra." Así lo entendimos y así lo transmitimos a las distintas Escuelas de la AMP.
Así mismo, la creación, con esa finalidad, por parte de Jacques-Alain Miller, de la publicación virtual Lacan Quotidien señaló luego un punto de inflexión. Se transformó en un instrumento fundamental para la difusión y para la lucha por la liberación de Rafah Nached.
Desde la AMP nos propusimos, inmediatamente, propagar y multiplicar a través de las Escuelas dicho movimiento. Las Escuelas respondieron cada una a su manera y según su ámbito de influencia, rápidamente a nuestro pedido. Parte de esto fue, y sigue siendo, debido al enorme esfuerzo de los colegas que se dedicaron a la traducción –que aún hoy continúa- de las sucesivas ediciones del Lacan Quotidien, o bien, de la selección de algunos de sus textos. En este punto no quiero dejar de agradecerles públicamente esta tarea esencial que, muchas veces, pasa desapercibida. Lo mismo para Oscar Ventura, responsable de AMP Uqbar, quien en esta oportunidad, y como siempre, respondió rápidamente para que la difusión veloz de los comunicados y novedades sobre la marcha del caso llegaran a cada uno de ustedes de la mejor manera posible. También a Mauricio Tarrab quien, como responsable del sitio AMP, trabajó intensamente para la creación y la rápida puesta on line del Blog por la liberación de Rafah.
Ahora bien, debo decir también que, en algunos casos, me pareció percibir que la aparición en la escena política de nuestra orientación podía llevar a un cierto deslizamiento. Porque cada vez que en tanto psicoanalistas nos entrometemos en lo político, corremos el riesgo de deslizarnos hacia los fenómenos de masa o de confundir la política del psicoanálisis con políticas partidarias.
Fue por eso que a propósito de las reuniones del Consejo AMP de enero pasado convoqué a los consejeros a verter sus ideas sobre este punto en los textos de nuestro documento de trabajo y propuse la realización de una soirée AMP en la sede de la ECF bajo el título "El psicoanálisis en la política de hoy".
La idea, en ambos casos, fue la de extraer y calibrar las consecuencias de la afirmación de Jacques-Alain Miller en su comunicado del 13 de setiembre de 2011 cuando decía –tal como fue recordado hoy- que en este siglo XXI el psicoanálisis es una cuestión social y que ha devenido ahora una fuerza material, una fuerza política.
Para ello, me orienté y me oriento, en una sencilla indicación de Lacan de su Seminario 17 donde, al plantearse la cuestión de lugar que tiene el psicoanálisis en lo político, señala: "Sólo es factible entrometerse en lo político si se reconoce que no hay discurso, y no sólo analítico, que no sea del goce…"[1]
Desde esa perspectiva, que es la que hoy debemos renovar de manera decidida ante los ataques cientificistas a la clínica del autismo, las intervenciones de los colegas que participaron en esa soirée de la ECF decantaron para mí en la siguiente fórmula que hoy quiero recordar ante ustedes:
"Cada vez que haya un empuje a la "extrusión" del psicoanálisis, es decir, un rechazo al agujero, debemos responder con la "intrusión" del psicoanálisis en la política. ¿Y cómo? Con una política de la "modestia anti universal", con una lógica heterodoxa de la extimidad, recordándole a los políticos que hay siempre un agujero, es decir, que hay inconsciente."
Es mi modo de entender lo que Jacques-Alain Miller llamó en dicho comunicado "activar la potencia de las lagunas".
Porque como él mismo señalaba en 2008, "…no serviría para nada a los psicoanalistas proyectar sin mediación en lo universal su política, sus principio, su ética, reclamando la adhesión de todos denunciando un mundo que sacrifica toda singularidad a la estadística." (…) Porque "… el mundo no se conformará al deseo del analista. Nos toca a nosotros actuar, a través de mediaciones complejas, para que ese deseo dure."[2]
Así, hago mías estas palabras porque este es el objetivo central e irrenunciable de la AMP y de sus Escuelas: actuar para que ese deseo, el deseo del psicoanalista, dure.
Estimados colegas, queridos amigos de la AMP:
Para finalizar, quiero expresar mi sincero agradecimiento a todos los consejeros de la AMP con quienes hemos trabajado de manera intensa, pero también divertida. Hemos creado en conjunto, lo que para mí ha sido una excelente atmósfera de trabajo que ha dado lugar a lazos de amistad y camaradería. A todos ellos, y especialmente a quienes hoy dejan su lugar en el Consejo, muchas gracias. Me refiero a María Hortensia Cárdenas, Gil Caroz, Xavier Esqué, Marco Focchi, Nora Gonçalves, Laure Naveau, Vicente Palomera y Mónica Torres.
De un modo u otro, seguiremos contando con ustedes. Y esta noche, en la fiesta del Siglo XXIº, podremos brindar por estos años de trabajo compartido.
Entonces, ahora sí, estimados colegas, someto a vuestra consideración y a vuestra votación este Informe moral de la AMP y de la tarea que hemos intentado desarrollar lo mejor posible en estos dos años gestión. Tienen ahora ustedes la palabra. Los escuchamos.
Muchas gracias.

Leonardo Gorostiza, Buenos Aires 27 de abril de 2012.

 
N O T A S
1- Laca, Jacques, El reverso del psicoanálisis, Semianrio 17, Paidós, Argentina, 1992, pág. 83.
2- Miller, Jacques-Alain, Perspectives de politique lacanienne, Lettre Mensuelle 273, Décembre 2008, page 5.
» Artículos de la edición
Versión para imprimir Versión para imprimir
Notas Notas

LAS ESCUELAS
DE LA AMP >>
EBP ECF ELP EOL NEL NLS SLP