Informe moral y de gestión del presidente de la AMP
por MIQUEL BASSOLS
Imprimir
 
 

Estimados colegas,

Esta es la XV Asamblea General de la AMP. Como ustedes recordarán, a partir del año 2008, a las Asambleas que se realizaban cada dos años en ocasión de los Congresos de la AMP, se añadieron según los estatutos entonces aprobados las Asambleas Generales intercaladas cada dos años, de acuerdo a las condiciones incluidas en dichos estatutos para obtener el reconocimiento de la ONU como una ONG (Organización no Gubernamental). Las procuraciones de los miembros aseguran la representatividad de dichas Asambleas.

Son también la ocasión para poner al día, con el Informe moral y de gestión del presidente, el informe de tesorería y de los consejeros, las informaciones y el debate que la vida asociativa de la AMP, tan amplia y heterogénea, requiere para mantener su viveza y su empuje, más allá del contacto que los medios virtuales hacen hoy posible a través de Internet.

Debo agradecer en primer lugar al anterior presidente Leonardo Gorostiza haberme facilitado enormemente la tarea del relevo de funciones, así como haberme asesorado una vez asumido el cargo en diversas cuestiones, tanto en las más administrativas como en las de carácter más político.

Durante estos nueve meses transcurridos desde del momento en que me hice cargo de la presidencia de la AMP, he tenido la oportunidad de poner a prueba varios puntos expuestos en mi discurso de Presidente entrante. Les recuerdo los dos ejes de coordenadas a los que me referí entonces para orientar nuestra acción: mantener la especificidad de la experiencia analítica en la AMP y profundizar la función nodal de la Escuela Una en la diversidad de las siete Escuelas de la AMP.

Permítanme evocar al respecto una idea de Jacques-Alain Miller que se encuentra en uno de sus primeros tweets y que me parece que resume muy bien la lógica de la acción que debemos llevar para articular estos dos ejes. Escribía Jacques-Alain Miller (el 13 de Enero de 2010): “Le schéma pyramidal domine: l’École tout en haut. Mais il y a le schéma horizontal: una maison pour chacun, École, ACF, autres choses” — El esquema piramidal domina: la Escuela arriba del todo. Pero existe el esquema horizontal. Una casa para cada uno, la Escuela, ACF, otras cosas”. Esta idea se refiere mayormente a la estructura y acción de la Ecole de la Cause freudienne, nuestra Escuela piloto por así decir, pero puede aplicarse muy bien a la estructura general y a la acción de la AMP. La Escuela Una, la escuela del pase, de la garantía y del cartel, la Escuela también piramidal que vertebra a la AMP en su eje vertical, mantiene la función nodal de la experiencia de la Escuela en los diversos lugares. Por otra parte, se trata de desmultiplicar esa Escuela Una en una estructura, por así decir, fractal, en los distintos dispositivos que se extienden en un eje horizontal y que deben ser destinados a mantener la especificidad de la experiencia analítica en los campos más diversos, desde la práctica más privada hasta las acciones en el campo de las psicoterapias y del autismo, por ejemplo, donde en estos últimos meses hemos visto la capacidad de los miembros de la AMP para incidir en las orientaciones clínicas, epistémicas y políticas con acciones muy concretas.

Así pues, dos ejes de coordenadas, dos líneas fundamentales para seguir orientando la política de la AMP.

Enumeraré entonces, a modo de informe moral y de gestión, los ítems mayores que he encontrado en los siete viajes a las siete Escuelas de la AMP durante estos pasados nueve meses.

1- En el mes de Mayo, el Congreso de la New Lacanian School (NLS) en Gandt ha puesto de manifiesto la importancia de la Conversación Clínica, de la exposición y discusión de casos en el marco de la “conversación” para introducir la dimensión de la garantía de la Escuela a la formación que dispensa, como paso previo a toda consideración sobre la instauración de la experiencia del pase en esa Escuela.

2- En el mes de Junio, las Jornadas de la Scuola Lacaniana de Psicoanalisi (SLP) han tenido también un notable éxito y han mostrado, según indica su presidente, la necesidad de “repensar la estrategia compleja de la relación entre los Institutos del Campo Freudiano y la Escuela, tomando acta de que el periodo de pasaje a lo múltiple ya se ha producido” y que se trata ahora de rehacer la articulación del Uno en esta lógica fractal de desmultiplicación de dispositivos.

3- En el mes de Octubre, las Jornadas de la Nueva Escuela Lacaniana en Lima mostraron la naturaleza especialmente diversa y desmultiplicada, y no sólo geográficamente, de la NEL. Las posibilidades técnicas que Internet hace posible con la realización de reuniones virtuales, carteles, reuniones clínicas, seminarios y conferencias, etc. es una muestra del trabajo que esta Escuela desarrolla para hacer más presente la orientación lacaniana que al decir de su presidente es todavía “tímida”.

4- En el mes de Noviembre, las Jornadas de la École de la Cause freudienne (ECF) en Paris han sido sin duda el punto álgido y el mejor ejemplo de esta lógica de desmultiplicación fractal del Uno de la Escuela, produciendo un éxito inédito en nuestro medio con la asistencia de más de 3200 inscritos. Recordemos con su presidente las claves de este éxito: la elección del tema pero también la “difusión de proximidad” a través de las redes sociales, la participación del mayor número de colaboradores en un modo de organización que ha funcionado “al modo de la epidemia”, de manera que casi todos los miembros de la Escuela y de las ACF han participado en las Jornadas de un modo u otro. La E-comisión, o Comisión electrónica ha sido la forma material en la que se ha plasmado esta estructura fractal de funcionamiento desmultiplicando el Uno de la Escuela en el eje horizontal. La cuestión ahora es cómo tomar ejemplo de este funcionamiento en la AMP sabiendo que no puede imitarse, que hay que reinventarlo en cada ocasión.

Señalemos que es siguiendo la misma lógica de “difusión de proximidad” de esta “máquina de guerra” que han sido posibles las decisivas acciones de nuestros colegas en Bélgica para mantener la especificidad del psicoanálisis de nuestra orientación en la ordenación del campo de las psicoterapias.

5- El mismo mes de Noviembre, en Belo Horizonte, ha tenido lugar el último Encontro Brasileiro do Campo Freudiano, con 1200 participantes, sobre el tema de “Trauma en los cuerpos, violencia en las ciudades”. Ha sido notable la asistencia de muchos no miembros, practicantes en dispositivos vinculados a la Escola Brasileira de Psicoanélise (EBP), con múltiples mesas de debate sobre temas donde la fractalidad de la experiencia analítica se hace presente en Brasil. Como muestra, recordemos el interesante debate-entrevista con Heloísa Buarque que dio el tono de la incidencia del psicoanálisis lacaniano en los ámbitos sociales más sometidos a la segregación y exclusión social.

6- En Diciembre han sido las Jornadas de la Escuela de la Orientación Lacaniana (EOL) en Buenos Aires. Gran éxito del tema y de asistencia, en un país donde la presencia del psicoanálisis lacaniano y de la Escuela se hace notar en todos los ámbitos, —en los dispositivos asistenciales, en los medios de comunicación, en el espacio más recóndito del tejido social—, y donde la Escuela se apoya en sus propios dispositivos de red asistencial inventados e impuslados por sus miembros. Es una experiencia que querríamos ver implantada también en otros lugares. Con todo, recordemos la observación de Fabián Naparstek en su informe: “la EOL debería avanzar más aún en hacer del acontecimiento de las Jornadas Anuales un acontecimiento hacia fuera”, hacer un esfuerzo para hablar la lengua del Otro, para hacer escuchar en efecto lo que el Otro no quiere oír.

7- La semana siguiente, en Madrid, Jornadas de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (ELP), que han sido también las de mayor asistencia en la historia de la Escuela en España, con más de 400 asistentes. En las observaciones de sus presidentes saliente y entrante, se repite la palabra “timidez”: “la timidez de los miembros de la ELP a la hora de crear instituciones por su cuenta y riesgo”, lo que da cuenta de una dificultad notable en España para impulsar estas iniciativas, en un medio social que, al decir de los mismos presidentes, “es casi impermeable al psicoanálisis”. Hay sin embargo, proyectos e iniciativas para luchar contra esta impermeabilidad: desde instituciones de atención siguiendo la lógica de la práctica entre varios, hasta la ampliación de la experiencia de los Foros de la ELP sobre temas en los que la experiencia analítica tiene mucho que decir.

La Escuela Una se hace presente, en efecto, en cada una de sus Escuelas, especialmente a través de dos dimensiones que le son inherentes: la experiencia y el dispositivo del pase y la garantía que la Escuela dispensa a la formación de sus analistas miembros. He pedido a Anne Lysy, del Secretariado del Pase, y a Jean-Daniel Matet, del Secretariado de la Garantía que les expliquen los pasos seguidos y la situación actual de cada una de estas dos dimensiones en la AMP.

Igualmente, he pedido a Mauricio Tarrab, presidente de la FAPOL, que les explique las novedades que se han dado estos meses en la Federación Americana y los primeros pasos de una importante creación, la RUA (Red Universitaria Americana de la FAPOL). Por su parte, Jean-Daniel Matet podrá también referirse a la EFP (Eurofederación de Psicoanálisis) y a la organización del próximo Pipol 7 que tendrá lugar en Ginebra el próximo mes de Julio.

No dejemos de mencionar el Comité de Acción de la Escuela Una que con sus seis Observatorios sigue el pulso de los temas más actuales en los que el psicoanálisis tiene que mucho que decir e intervenir.

Hace unos meses, en Abril de 2014, Otto Kernberg, el que fuera presidente de la IPA desde 1997 al 2001, escribía un llamativo artículo en el Psychoanalytic Review. Le debo a nuestra colega en Nueva York, María Cristina Aguirre, que me llamara la atención sobre él. Su título, The Twilight of the Training Analysis System, (El crepúsculo del sistema del análisis didáctico), indica ya el momento en el que se encuentra la IPA con respecto a la formación de analistas y del propio psicoanálisis. La crítica, muy dura, de Kernberg al sistema clásico de formación, se funda en la constatación de una estructura autoritaria que se reproduce en las jerarquías del didactismo, hasta calificarla de “círculo vicioso del establecimiento de una estructura de clase”. Otro artículo de un miembro de la misma sociedad, Arnold Richards, señala tres problemas endémicos que según su opinión marcan el declive del psicoanálisis de la IPA en EEUU: 1) el aumento espectacular en las últimas décadas de la edad media de los didactas (hacia los 70 años) y la falta de nuevas generaciones; 2) el aumento de los lobbys de presión en el interior de las sociedades agrupados por afinidades transferenciales que bloquen la transmisión de toda enseñanza; 3) la exclusión de los “lay analysts” “analistas laicos” operada desde los años 40 de las sociedades analíticas que ha llevado paradójicamente a una disolución de la práctica analítica en formas terapéuticas cada vez más alejadas de su “inspiración” primera.

Estimados colegas, en un mundo donde la forma de vida americana —la famosa “american way of life”— no es ya un patrón de reproducción posible sin encontrar de las formas más traumáticas la brutal respuesta de lo que segrega de manera inevitable, esta perspectiva evocada por los analistas de la IPA podría ser sin embargo la que el cientificismo, en su alianza con el discurso capitalista, le depara al psicoanálisis como discurso y como experiencia, como una caricatura suya.

Digamos que la AMP, con nuestras siete Escuelas, son el testimonio de que este destino no sólo no es inevitable sino de que el psicoanálisis de orientación lacaniana es hoy el mejor modo de hacer frente a esta inercia tan degradante como excluyente para el sujeto de nuestro tiempo.

Los dos ejes en los que he resumido de manera tan esquemática son las coordenadas para la acción que quiero proseguir con los miembros del Consejo que me asisten con su colaboración, su empeño y su saber hacer.

Les pido pues renovar con su voto la confianza y el apoyo de ustedes para este próximo periodo.