World Association of Psychoalanysis

 

HEREJIA Y DESEO

Eric Laurent

En su Escuela Lacan quiso poner en marcha una formacion verdadera, como lo dijo el, para oponerse a la formacion que era difundida de hecho en las instituciones IPA de la epoca. La llave de la confusion en el mecanismo IPA fue diagnosticado por Lacan en un empuje a la identificacion. Desde los mas altos grados hasta los minimos, identificacion narcisista, piramidal, que producia, a pesar de la variedad del grado, un aplastamiento en un solo grado, el grado de suficiencia, que era la manera de nombrar este empuje a la identificacion. Dedujo entonces un principio fundamental de politica lacaniana, evitar de todas las maneras la cristalizacion de la suficiencia en la formacion del analista. Y asi construyo su Escuela en la deconstruccion de la suficiencia, la desregulacion de los mecanismos de empuje y la ruptura de la jerarquia. La construyo primero con esta desregulacion sistematica de los titulos en funcionamiento en la IPA. En lugar del didacta como grado exquisito instituyo el AE, donde habia una marca identificatoria produjo la pregunta por el analista y el vacio, donde habia el titulo de titular produjo el AME, titulo que no se podia pedir, era dado por el otro por vias tan misteriosas como las de Dios. Desregulo el titulo de miembro, lo produjo como el unico grado al cual uno podia identificarse en la institucion. Desregulo tambien el acceso a las supervisiones antes reservadas a una "elite" -habia que pedirlas y era para uno un momento crucial de su vida analitica- ofrecio estas supervisiones a todos los que tenian que responsabilizarse por sus efectos de transferencia. Tambien desregulo los dispositivos obsesivos multiples que existian a todos los niveles de la institucion IPA, formaciones reactivas de aislamiento. Desregulo las interdicciones sobre asistencia a seminarios, desregulo los mecanismos de aislamiento entre clases, etcetera.

Esto fue nuestro paraiso y funciono de manera maravillosa pero tuvo su limite, como todas las cosas, el limite fue visible en el momento de la disolucion. Los AE, que eran la llave desegregativa del conjunto, se habian constituido en casta, por lo que Lacan quiso introducir un titulo de AE transitorio, al reves de lo que habia sido toda su practica hasta los '80. Cuando se fundo la Escuela de la Causa Freudiana tuvimos que retomar la lucha contra la suficiencia y entonces se rearmo la experiencia del pase. Hay que recordar que la Escuela de la Causa Freudiana fue el unico grupo que inicio de entrada su recorrido acerca del procedimiento del pase. Una vez instalado se generalizo el procedimiento del pase con la pregunta de Madrid, introduciendo una nueva respuesta mas alla del si y del no por el pase conclusivo, con la entrada por el pase. Ademas Jacques-Alain Miller aislo el concepto mismo de Escuela y lo instituyo como el lugar de debate sobre la experiencia de este pase generalizado a todos los niveles.

¿Donde estamos? Descubrimos que el estado actual de la descontruccion produce nivelamiento y ¿por que? Porque no supimos hacer con nuestro exito, no supimos hacer con las responsabilidades de formar la gente que se dirigia a la Escuela. Tengo de ello un ejemplo de estos dias, mas alla de lo que fueron los planteamientos durante el Congreso de la AMP, un analista de la EOL que esta formandose me transmite lo apasionante que fue para el la experiencia del pase a la entrada y pregunta por que no podia transmitir este momento que fue tan interesante. Entonces que es lo que hay despues, que hay de tan apasionante en nuestro sistema de formacion despues de este momento de "satori", de iluminacion. Es el problema, hemos instalado a la entrada una experiencia apasionante.

A nivel de los AE se puede decir que fueron escuchados los llamados de los ultimos meses para recentrar la experiencia del AE sobre la experiencia de la Escuela, y ya en los ultimos seis meses la ubicacion de la Escuela como experiencia subjetiva tanto como analitica, tal como lo planteo Miller, hace que la posicion misma del AE tome una nueva significacion. Hemos visto en el plenario de esta manyana como pueden volcarse hacia otro horizonte y, como signo que tenemos que leer, como las cosas pueden caer en su lugar.

En cuanto al funcionamiento de nuestros titulos o de nuestra formacion, del recorrido que llamamos formacion, podremos pensar que de aqui hasta Bruselas, con el signo del plenario de esta manyana, podremos reordenar las cosas.

Pero retomemos el problema, con la experiencia del AE y la experiencia del procedimiento del pase a la entrada se puede decir que se produce algo, una "performance" de un tipo que interesa. El problema es que hay entre las dos, y efectivamente tenemos que constituir un espacio que incluye en la formacion la discusion sobre temas de la clinica en el psicoanalisis puro, la experiencia del psicoanalisis como formacion del inconsciente, como formacion clinica, tenemos que restablecer un espacio intermediario apasionante. La obligacion mata el deseo, pero la falta de itinerario en la formacion no siempre lleva a la certeza mistica de tener que inventarselo.

Tenemos que reconstruir un deseo de formacion como experiencia inedita, una experiencia deducida de la practica misma, tenemos que huir de lo sabido, como se aconsejo, como brujula en la formacion, tambien en nuestras conversaciones clinicas. El volumen de "Los inclasificables" testimonia en acto lo apasionante que puede ser una conversacion clinica orientada por una pregunta hacia el psicoanalisis. No se trata solo en este espacio de adaptar la cura al caso, de rectificar la posicion del analista, sino tambien se trata de hacer experiencia. La discusion clinica tiene que ser una conversacion sobre el deseo del analista, el deseo de producir una clinica que como tal tenga una incidencia sobre las nominaciones de lo real en nuestra cultura. El horizonte de esto es inventar, como nos propuso Jacques-Alain Miller, inventar una "performance", ver el titulo de AME comparable con lo que se invento para la "performance" del AE, la "performance" para el miembro, ¿que seria entonces la "performance" para el AME? Esto tiene que venir como conclusion de la reconstruccion de este recorrido como tal.

Esta va a ser la apuesta de nuestro encuentro en Bruselas. Me parece formidable que este encuentro sobre "El deseo del analista", que tenga el sentido que emplee, tenga lugar en Bruselas. En los '60 Lacan pronuncio alli una conferencia de la misma indole que dio en Barcelona sobre el psicoanalisis verdadero y el falso. En esta conferencia presentaba Belgica no como una tierra post-baudelarieana -Baudelaire dijo cosas muy feas sobre Belgica- pero no es la Belgica en el sentido de Baudelaire, tampoco la patria de la burocracia europea, mas bien tenemos que recordar que Belgica fue durante siglos uno de los lugares mas divididos por la pasion religiosa, las sectas y las herejias. Y precisamente Lacan en esta conferencia llamaba a este aspecto de Belgica "tierra de herejias", tierra de gente que sabia tomar partido, incluso con peligro de su vida. Durante nuestro Encuentro nuestra herejia psicoanalitica encontrara entonces en Belgica, estoy seguro, nuevas fuerzas para seguir lo que es el duro deseo del analista, lo que es responder a la fuerza del suenyo manteniendo su deseo de despertar. Para mi es la ocasion de citar las palabras del poeta Eluard traducidas en el ultimo numero de referencias que Diana Ettinger me dio ayer. Cuando Paul Eluard en su poema o en su recopilacion de poemas "El duro deseo de desear" decia esto: "Aun cuando dormimos velamos el uno al otro, un dia, y este amor dura desde siempre, un dia despues de un dia, una noche despues de nosotros..."

Este deseo que hay en el suenyo mas alla de nosotros es esta fuerza misma con la cual se nutre el deseo del analista una noche despues de nosotros.