World Association of Psychoalanysis

 

INFORMES DE LOS CARTELES D2 Y E2 DEL PASE DE LA EEP

INFORME DEL CARTEL E2

Presentacion del Informe

El cartel E2 del pase de la EEP trabajo durante el periodo comprendido entre Julio de 1997, fecha en la que se constituyo el cartel y Julio de 1999, fecha en la que se procedio a la disolucion del cartel.

Despues de un anyo de su disolucion, los miembros del cartel se reunieron en el mes de Setiembre de 2000 para discutir y evaluar sus conclusiones sobre el trabajo realizado y proceder a la redaccion del presente Informe, tarea que toma a su cargo el mas (Uno) del cartel (Lucia D,Angelo) con las contribuciones de los miembros del cartel (Marie-Helene Brousse, Serge Cottet y Hebe Tizio) con la excepcion de uno de ellos que declino la invitacion para firmar un Informe conjunto sobre el trabajo realizado. Mas tarde, el mismo miembro renuncio a la AMP.

El Informe del cartel E2 tomara los aspectos de la triada formal del funcionamiento del cartel del pase y su vinculacion reglamentaria en el marco de la Escuela: constitucion del cartel - disolucion del cartel - Informe del cartel.

Pretende poner a cielo abierto los resultados y las ensenyanzas obtenidas a partir de la escansion en la experiencia como dispositivo institucional de la Escuela y de someterlos al estudio y al debate del conjunto de la comunidad de las Escuelas en el marco de la AMP.

Dado el periodo de funcionamiento del cartel (1997-1999) tomo a su cargo las ensenyanzas, los resultados y las conclusiones del Colegio del pase de la ECF (1996/1997) y de sus consecuencias politicas y doctrinarias.

El Informe constara de los siguientes apartados: A) Los datos objetivos de la experiencia. B) Consideraciones politicas. C) Consideraciones sobre el dispositivo. D) Resultados y ensenyanzas.


A) Los datos objetivos de la experiencia


1. Composicion del cartel

El cartel E2 se constituyo en el mes de Julio de 1997 con los miembros siguientes: Marie-Helene Brousse (ECF), Genevieve Morel (AE-EEP), Serge Cottet (ECF), Francisco Perenya (AE-EEP) y Lucia D,Angelo (AE-EEP) como mas (Uno).

En el mes de Setiembre de 1998, y con motivo de la renuncia a la AMP de uno de sus miembros, Francisco Perenya (Junio de 1998), el mismo fue sustituido por Hebe Tizio (AE-EEP) como resultado del sorteo entre los AE-EEP en funcion por decision del Presidente de la EEP y del Secretariado del pase de la EEP y aprobado por el Consejo de la EEP y por la AMP, hasta cumplir el final del periodo en Julio de 1999.

Restablecida la nueva composicion del cartel el mismo funciono con los cinco miembros hasta la ultima reunion de disolucion en Julio de 1999 y habiendose respondido a todos los pases asignados y evaluados por el cartel E2.


2. Funcionamiento del cartel

a) Las reuniones del cartel
El cartel mantuvo 33 reuniones de trabajo, todas las reuniones del cartel se realizaron en la ciudad de Paris, con la excepcion de una de ellas que se hizo en Barcelona, en Julio de 1998.

Se realizaron cuatro reuniones que escandieron el tiempo formal de funcionamiento del cartel: 1) reunion de constitucion del cartel y programa de trabajo en Julio de 1997, 2) reunion del cartel para tratar la renuncia de uno de sus miembros y elaborar las propuestas de solucion al Presidente de la EEP y al Secretariado del pase en Julio de 1998, 3) reunion de disolucion del cartel en Julio de 1999 y comunicacion escrita al Secretariado del pase de la EEP y 4) reunion del cartel a un anyo de la disolucion para discutir las conclusiones y para la elaboracion del presente informe en Setiembre de 2000.

El cartel siempre considero la via de realizar sus reuniones de trabajo con pasadores o sin ellos con los 5 miembros del cartel presentes, con la excepcion obviamente de las reuniones en la que se trato la renuncia a la AMP de F. Perenya en Julio de 1998 y en la ultima en la que se habia producido la renuncia a la AMP de G. Morel en Setiembre de 2000.

En una ocasion, decidio suspender una reunion convocada por la ausencia de uno de los miembros del cartel no anunciada con la suficiente antelacion para suspender asimismo las citas concertadas con los pasadores luego de debatir entre los cuatro miembros presentes.

b) Las respuestas del cartel
El cartel evaluo 18 testimonios de pase. Con excepcion de uno de ellos, todos los pasantes se presentaron como pases conclusivos. Y respondio con:

- 1 recomendacion de admision como miembro de la EEP-Desarrollo al Consejo de la EEP.
- 1 recomendacion como pasador al Secretariado del pase de la EBP, via el Secretariado del pase de la AMP
- 3 nominaciones de AE (nominaciones argumentadas antes los *extimos* designados por el Delegado general de la AMP para las dos primeras y por el Secretariado del pase de la AMP para la tercera nominacion).

c) Las lenguas y los viajes
Las lenguas utilizadas para el trabajo y en las discusiones entre los miembros del cartel (sin los pasadores) fueron el castellano y el frances.

Los pasadores testimoniaron frente al cartel en castellano. Pero dada las diversas procedencias linguisticas de los pasantes escucharon a los mismos en frances, en ingles, en castellano y en portugues.

La lista de los pasadores que funcionaron en el periodo de trabajo del cartel (1997-1999) procedieron todos de Espanya. Los mismos debieron desplazarse cada vez que el cartel los cito para testimoniar a la ciudad de Paris. Es de subrayar la excelente disposicion de los pasadores que siempre respondieron afirmativamente a las reuniones convocadas por el mas (Uno) para testimoniar sobre los pasantes.

Los gastos por los viajes realizados y por la estancia en Paris tanto de los pasadores espanyoles como de los miembros del cartel espanyoles corrieron por cuenta de los interesados.


B) Consideraciones politicas

Mas alla de las particularidades del dispositivo del pase en la EEP, las lenguas que lo atraviesan, los viajes y los itinerarios que los pasantes, los pasadores y los miembros del cartel debieron recorrer no solo por el territorio europeo sino a veces cambiando de continente para sostener la experiencia del dispositivo, el pase en la EEP y especialmente el cartel E2, estuvo condenado a encarnar un verdadero laboratorio de la crisis de la AMP.

Durante el periodo de su funcionamiento, tanto el Reglamento del pase, el Presidente en funcion de la EEP, el Secretariado del pase, los carteles, los pasadores y algunos pasantes, cuyo testimonio estuvo destinado al cartel E2 tuvieron por objetivo el intento de liquidacion de la experiencia del pase en la EEP y del dispositivo de la Escuela.

Los miembros del cartel en su conjunto trataron los dificiles problemas planteados en el nivel etico y politico sin dejar de contemplar con rigor y con prudencia los operadores de la doctrina sobre el pase preservando la experiencia clinica de los pasantes al mismo tiempo que mantuvo la privacidad de los datos aportados.

El cartel conto con la estimable aportacion y responsabilidad de todos y cada uno de los miembros comprometidos en el dispositivo en estrecha relacion con el Presidente de la EEP y con el Secretariado del pase a quienes comunico sus resoluciones por la via del mas (Uno) del cartel de forma escrita o con entrevistas personales.

Asi, el cartel E2, lejos de omitir o de no tener en cuenta los acontecimientos politicos y institucionales que atravesaron su trabajo en el periodo de su funcionamiento, muy por lo contrario, fueron tomados en cuenta y se trataron y se debatieron en cada una de las reuniones del cartel. Se fueron solventando los problemas presentados y se preservo el pase y su experiencia acorde a los fines de la Escuela.


C) Consideraciones sobre el dispositivo


1. Los pasadores

El cartel escucho a 8 pasadores que transmitieron los testimonios de 18 pasantes.

A lo largo del trabajo el cartel ensayo dos formas de escucha de los testimonios. Escucho a cada uno de los pasadores del pasante por separado y escucho a los dos pasadores a la vez.

Una vez escuchados los primeros pasadores y detectadas algunas dificultades de transmision y de la duracion de la conclusion del testimonio a pesar del tiempo utilizado, el cartel solicito por la via del mas (Uno) que la transmision de los testimonios no sobrepasaran los 30 minutos de duracion. Con algunos pasadores, el hecho de acotar el tiempo de exposicion frente al cartel, produjo el efecto de una mayor precision de los datos aportados por el pasante en beneficio de la construccion del testimonio del pasante por parte del pasador. Con otros pasadores, la acotacion del tiempo de exposicion no pudo ser superada demostrando que la postergacion del tiempo por concluir mostraba el respeto por las reglas discursivas del relato utilizada por le pasante.

El estilo de algunos pasadores subraya la importancia por aportar la fidelidad de los datos historicos del pasante en desmedro, en algunas ocasiones, por precisar los momentos cruciales del recorrido analitico del pasante o en la tarea de construirlos. En otros, por el contrario, la omision por la aportacion de los datos biograficos del pasante, subraya a veces con exceso la interpretacion del pasador - y no la construccion - sobre los datos del pasante que dificultan la escucha del testimonio por parte del cartel.

El hecho de citar a los dos pasadores juntos y con estilos tan contrastados permite hacer el buen uso de los rasgos de estilo de los pasadores que favorecen la transmision del testimonio del pasante.

Lo mismo sucede con las notas escritas de los pasadores, sea por la ausencia o por el exceso de las mismas. El cartel solicito en algunas ocasiones que dichas notas fueras transmitidas de forma oral.

El cartel solicito al Secretariado del pase el retiro de la lista de un pasador. Solicito asimismo que se evitara la coincidencia en el sorteo de una pareja de pasadores. Pidio que se transmitiera a un pasante la posibilidad de ser escuchado por un tercer pasador. En varias ocasiones se solicito a algunos pasantes, siempre por la via de los pasadores, la aportacion de nuevos datos o precisiones sobre el testimonio.

Se verifico que en todos los casos, los testimonios de los pasadores fueron relatados fielmente por los pasadores. Teniendo en cuenta que en algunos casos los pasantes transmitian sus testimonios en castellano procediendo de otras lenguas, el interes y la disponibilidad de los pasadores por la traduccion de algunos significantes cruciales para los testimonios ha sido valorada positivamente y con interes por el cartel.

El cartel ha verificado que en algunos pasantes no es indiferente que su testimonio sea transmitido al pasador segun sea hombre o mujer. Los mismos pasadores se han visto sorprendidos porque algunas cuestiones fueran transmitidas a uno y al otro no en funcion de ese rasgo. Pero, al mismo tiempo el cartel ha verificado que este dato tampoco es indiferente para algunos pasadores y para lo que transmiten del testimonio del pasante segun el sexo.

Las ensenyanzas obtenidas por parte del cartel son que existe una mayor dificultad en la transmision de los testimonios en aquellos pasadores que tienen una concepcion muy subjetiva de lo que es la transmision del pase de los pasantes.


2. Los pasantes

El cartel evaluo los testimonios de pase de 18 pasantes, 9 mujeres y 9 hombres. 17 de ellos se presentaron como pases conclusivos y 1 como demanda de entrada por el pase a la Escuela.

El cartel procedio a la nominacion de 3 pasantes espanyoles como AE, a una recomendacion de admision por el pase a la EEP-D al Consejo de la EEP y con una recomendacion como pasador al Secretariado del pase de la EBP via el Secretariado del pase de la AMP

La procedencia de los pasantes se distribuyo de la forma que sigue: 10 pasantes por Espanya, 3 pasantes por Europa y 5 pasantes por Sudamerica.

Todos los pasantes poseian titulos profesionales: 10 psicologos, 3 psiquiatras y 5 medicos.

Todos los pasantes declararon tener alguna vinculacion con las Escuelas de la AMP.

14 pasantes eran miembros de alguna de las Escuelas de la AMP en el momento de introducirse en el dispositivo. Seis de ellos poseian el titulo de AME y cinco se habian declarado como AP. La mayoria de los pasantes habian estado relacionados con cargos institucionales en las Escuelas. Y algunos habian formado parte del dispositivo del pase, como pasador o como miembro de algun cartel del pase.

Los no miembros eran adherentes o miembros de algunas de las Secciones vinculadas con las Escuelas.

Ninguno de los pasantes habia atravesado la experiencia por el dispositivo como pasantes anteriormente.

La duracion del trabajo analitico de los pasantes oscilo entre 3 anyos y 15 anyos de analisis. Algunos pasantes testimoniaron haber recorrido un primer tramo de la experiencia analitica con analistas pertenecientes a la IPA y habian hecho su recorrido analizante hasta con cuatro analistas.

Todos los pasantes habian dado por concluido su recorrido analitico y no estaban en analisis en el momento de entrar en el dispositivo del pase con la excepcion de uno de ellos que estaba en analisis.

2 pasantes testimoniaron de su intencion de retomar el analisis en el caso de que el cartel no sancionara su testimonio con la nominacion de AE.

En el caso de los pasantes nominados como AE, 2 de ellos habian concluido sus analisis alrededor de 2 anyos antes de someterse al dispositivo y tras haber sido designados como pasadores y uno de ellos, que tambien fue pasador, concluyo su analisis en el momento de hacer la demanda de pase a la Escuela.

En el momento en que los pasantes se presentaron al dispositivo, los ultimos analistas del recorrido analizante de los pasantes pertenecian a alguna de las Escuelas de la AMP. Inmediatamente antes, durante y despues del periodo del pasaje por la experiencia por el dispositivo, cuatro de los analistas de los pasantes renunciaron a la AMP.

8 pasantes solicitaron entrevista con el mas (Uno). Todas las entrevistas fueron concertadas y realizadas sea personalmente o por telefono en el caso de los pasantes no europeos.

6 pasantes enviaron cartas dirigidas al mas (Uno) y a los miembros del cartel en su conjunto una vez recibida la respuesta el cartel y en algun caso una vez recibida la respuesta del cartel y de haber realizado la entrevista con el mas (Uno).

En ningun caso, el cartel considero la oportunidad de responder por escrito a dichas cartas.

1 de los pasantes que habia dado por concluidas sus entrevistas con los pasadores y antes de recibir la respuesta del cartel solicito al Secretariado del pase volver a entrevistarse con los mismos pasadores para aportar nuevos datos a su testimonio. El cartel volvio a escuchar a los pasadores.


3. Los miembros del cartel

a) El trabajo del cartel
La discusion y el debate interno de los miembros del cartel que fueron sostenidos a lo largo de los 2 anyos de funcionamiento se hicieron en un verdadero clima de trabajo. Algunos testimonios de pases fueron retomados varias veces y en varias reuniones y en especial uno de ellos causo el trabajo del cartel desde el inicio de sus reuniones hasta la reunion final.
El cartel no eligio en ningun caso la via de la votacion para tomar una decision sino la de la discusion para lograr el consenso dando la ocasion a cada uno de sus miembros para argumentar sobre su posicion. Asi, todas las respuestas del cartel fueron tomadas por unanimidad tanto en los casos en que el cartel se pronuncio por la nominacion como AE como en los casos en que no lo hizo. Redacto en conjunto todas las respuestas escritas que se transmitieron a los pasantes.

b) Las respuestas del cartel
El cartel respondio en todos los casos al pasante con un texto escrito, firmado por el mas (Uno) y enviado al Secretariado del pase para que fuera transmitido al pasante. En ningun caso transmitio la respuesta directamente al pasante.
La redaccion de las respuestas implico el calculo colectivo de todos los miembros del cartel teniendo en cuenta los efectos sobre el pasante. Atendio en cada caso, la solicitud bastante habitual del pasante a entrevistarse con el mas (Uno), quien luego de la entrevista transmitio a los miembros del cartel los resultados y las consideraciones o los nuevos datos aportados por el pasante y que fueron debatidas por los miembros del cartel. En ningun caso el cartel en su conjunto considero la pertinencia de mantener ninguna entrevista con ningun pasante.
Y solo en una ocasion, el cartel decidio que un miembro del cartel se entrevistara con el pasante con motivo de un viaje al pais de origen del pasante. Tal entrevista no obvio que meses mas tarde el pasante mantuviera una 2º entrevista con el mas (Uno).

c) Las decisiones del cartel
Las discusiones entre los miembros del cartel permitio en todos los casos pronunciarse en sus decisiones colectivamente poniendo el enfasis mas por el calculo anticipado y por los efectos subjetivos para el pasante que la nominacion como AE comporta y no por los rasgos clinicos del pasante. En tales decisiones, sea por la afirmacion o por la negativa a otorgar el titulo de AE, el cartel evaluo en cada caso no solo la vertiente del juicio que implica la nominacion como AE sino la vertiente de apuesta a verificar a posteriori por cada AE en la transmision y en las ensenyanzas a la Escuela que se espera de ellos.
El cartel ha evaluado y se ha dejado ensenyar por el hecho de que tanto una posicion dogmatica con relacion a la doctrina sobre el final del analisis, o la aplicacion del saber cientifico sobre el saber analitico impide y obstaculiza escuchar lo que el pase tiene de sorpresa y las invenciones que los pasantes presentan como sus soluciones particulares no solo a la conclusion de la cura sino a la salida del dispositivo analitico y a la relacion con la Escuela.


4. Las nominaciones de AE y el *extimo*

El cartel se pronuncio por 3 nominaciones como AE. En los 3 casos la decision fue tomada por unanimidad por los 5 miembros del cartel.

Las 2 primeras nominaciones se produjeron antes de la primera renuncia de uno de los miembros del cartel a la AMP. La tercera, se produjo antes de la segunda renuncia de otro de los miembros del cartel a la AMP.

El cartel E2 es el primer cartel del pase de la EEP que puso en funcionamiento la introduccion del *extimo* en el dispositivo. El Reglamento interno sobre el pase, promulgado por su Presidente el 18 de Mayo de 1997 para el periodo 1997-1999 dice lo siguiente: *Introduccion del extimo. Antes de proceder a una nominacion de AE, se adjuntara un extimo, designado por el Delegado general de la AMP*.

Teniendo en cuenta el reglamento, el cartel procedio de la siguiente manera: una vez que el cartel evaluo el testimonio del pasante y concluyo con la nominacion como AE, solicito por escrito al DG de la AMP y al Secretariado del pase de la AMP la presencia del *extimo* para argumentar sobre las nominaciones sobre las que habia concluido.

En los tres casos, los *extimos* designados por la AMP fueron miembros de otra Escuela, AE y ex-AE de la ECF. El *extimo* escucho los argumentos del mas (Uno) y de los miembros del cartel que se habian pronunciado por unanimidad por la nominacion de AE y se retomaron algunos aspectos de los testimonios. Para los tres casos de los pasantes concernidos el extimo confirmo la decision por las nominaciones de AE sobre las que el cartel habia concluido. Una vez realizada la reunion con el *extimo*, el mas (Uno) transmitio por escrito al Secretariado del pase de la AMP y al Secretariado del pase de la EEP la decision para ser comunicada a los AE nominados y al Consejo de la Escuela concernida.

La presencia del *extimo* encarna la estructura misma de la *extimidad* que esta en juego en el pase y toma acta a partir de las coordenadas por las cuales el cartel ha podido captar el pasaje de analizante a analista. En ese sentido, tal como ha subrayado J.-A. Miller, el *extimo* no se pone en evidencia, no exhibe ninguna *excepcionalidad*, pasa desapercibido, y cuando ha cumplido con su funcion, es ya solo una excepcion entre otras, porque *eso* se hace. No porque este alli, ni siquiera a traves de el: eso se hace y el esta alli. A diferencia del mas (Uno), la presencia del extimo encarna lo que descompleta al cartel y a su juicio *hay del analista*, encarnando el punto de real que hay en juego en la nominacion del Analista de la Escuela (AE).


D) Resultados y ensenyanzas


1. La doctrina sobre el pase

La experiencia del pase es una experiencia en curso que testimonia de la experiencia misma de la Escuela. La practica del pase como descontextualizacion practica de la experiencia analitica permite ligar el dispositivo institucional de la Escuela con la experiencia analitica del pasante en el dispositivo analitico. El pase se inscribe asi, en el marco relativo a la experiencia analitica: se hace fuera del marco analitico pero esta enmarcada en el contexto de la Escuela.

Que se trate de una experiencia *en curso* no quiere decir que la misma no este orientada. Se trata de una experiencia orientada hacia lo real y de sus resultados tanto en lo que concierne a su devenir como dispositivo institucional de la Escuela (Pase 1), como en lo que concierne a su devenir como experiencia clinica (Pase 2), como en lo que concierne a las consecuencias politicas para la Escuela (Pase 3).

El cartel ha podido valorar los testimonios de pasantes que habian dado por concluidos sus analisis. Con la excepcion de un pase que se presento como demanda de entrada a la Escuela. El cartel pudo contrastar a partir de esa excepcion del pase a la entrada lo que oriento fundamentalmente el trabajo alrededor de la doctrina sobre el final de la experiencia analitica y de las diversas versiones expuestas por los pasantes. Evaluo el hecho de que existe un progreso en la concepcion sobre el final del analisis a partir de las soluciones e invenciones subjetivas y del uso que hacen los pasantes en el *aggiornamento* de la doctrina. Verifico asimismo la conviccion efectiva que la mayoria de los pasantes tienen por haber alcanzado el final del analisis y en algunos casos del extraordinario beneficio terapeutico obtenidos para el sujeto.

Pero el cartel no solo debe pronunciarse por verificar que un analisis ha llegado a su conclusion sino tambien por haber captado el pasaje de analizante a analista y otorgar la nominacion para el titulo de AE al analista producido por la experiencia.

El presente informe intenta dar cuenta de dos cuestiones que invitaron a su reflexion alrededor de los datos de la experiencia recogida en su periodo de trabajo: 1) la doctrina sobre el final del analisis y 2) el pasaje de analizante a Analista de la Escuela.


2. La doctrina sobre el final del analisis

Si el presente informe se pone en serie con anteriores informes de los carteles del pase en las Escuelas de la AMP, se puede constatar que existe un progreso en la doctrina sobre el final del analisis y de las conclusiones sobre las que se apoyan los testimonios de los pasantes segun los periodos que se consideren de la experiencia. El peso de la doctrina de la epoca tiene efectos sobre los pasantes que testimonian bajo ese peso y que permiten desplegar un variado abanico de soluciones subjetivas que los pasantes encuentran sobre lo que consideran como final de su analisis. Tanto el peso de la doctrina en la transmision del testimonio como en la ausencia de algun recurso doctrinario sobre el final tiene consecuencias para el pase sobre el sujeto y tambien para la Escuela.

Sin ser exhaustivos, la casuistica examinada por el cartel sobre los puntos de doctrina sobre el final del analisis presentados por los pasantes puede ordenarse a partir de algunas coordenadas a partir de las cuales obtener alguna ensenyanza.

a) La construccion del fantasma y el final terapeutico
Algunos pasantes dan por concluido su analisis en el momento de ubicar la significacion falica a partir de la construccion del fantasma edipico y de las identificaciones simbolicas que de ella surgen. Es indudable que tal final no es sin un importante beneficio terapeutico para el sujeto. Pero la construccion del fantasma sin el atravesamiento de la pantalla imaginaria no produce la separacion del objeto pulsional en juego ni el franqueamiento del plano imaginario de las identificaciones.
La incidencia del fantasma sobre el sintoma y el tratamiento simbolico que produce la reduccion de lo imaginario no desvela el mixto de significante y goce del sintoma. En tales casos y aun teniendo en cuenta los efectos subjetivos probados por el pasante, el cartel no ha considerado el final terapeutico como probatorio del final del analisis como tal.

b) El atravesamiento del fantasma y el objeto (a) como plus de goce
Otros pasantes dan por concluido su analisis en el momento clinico del pase y toman como elemento de doctrina sobre el final del analisis el atravesamiento de la pantalla imaginaria del fantasma. En mas de un testimonio, el cartel se vio sorprendido porque el pasante haya dado por finalizado su recorrido analitico en ese punto crucial de la experiencia analitica sin haber elaborado suficientemente las consecuencias pulsionales y la desestabilizacion subjetiva que produce el atravesamiento del fantasma.
El fantasma, en lo que toca a la interpretacion, tiene la funcion de axioma, es decir, que se distingue de las leyes de deduccion que especifican la reduccion de los sintomas y que conciernen a la relacion con el goce y a la modificacion que puede y es aportada (Lacan). Asi, pensar la relacion con el goce bajo la forma del fantasma es pensar el obstaculo bajo la forma de una pantalla imaginaria que se trata de atravesar. Requiere por tanto, de un nuevo consentimiento del sujeto a la invitacion de ir *mas alla* en la direccion del vacio, de la destitucion del sujeto, y de la caida del SsS y de la asuncion del ser de goce (Miller) para cernir lo real y alojar el vacio topologico del objeto (a), causa del deseo. El cartel ha podido evaluar que en algunos pases ha faltado o ha encontrado insuficiente el trabajo de conclusiones para evaluar las contingencias subjetivas en la experiencia del analisis antes de producirse la salida del dispositivo analitico o en el curso del pasaje por el dispositivo del Pase.
En otros casos, el acto analitico, ha quedado a *merced* del *acting-out* o del pasaje al acto perverso del pasante.
El cartel ha podido constatar que el uso bastante habitual de la expresion *mas alla del Padre* o *mas alla del Edipo* despliega una variedad clinica tan variada entre los pasantes que termina por significar muchos avatares y ninguno. En ese sentido, el cartel ha tenido dificultades para cernir la significacion precisa en algunos testimonios de los pasantes que utilizan los significantes del ultimo periodo de la ensenyanza de Lacan pero sin argumentarlas y precisarlas en lo particular de la experiencia analitica y en los momentos cruciales de la cura.
Lo mismo sucede con la ultima ensenyanza de Lacan referida a la *identificacion con el sintoma*. En algunos pasantes se ha tendido a confundir la produccion del objeto (a) como plus de goce, con la produccion del objeto (a) como vacio topologico.


3. El pasaje de analizante a analista

Si el pase descansa en el caracter finito de la experiencia analitica, no es forzoso que la produccion del analista se cumpla. Teniendo en cuenta que el cartel tuvo que pronunciarse por los testimonios de los pasantes que se presentaron como pases conclusivos y por tanto sancionar con el titulo de AE, el cartel ha debido evaluar el testimonio de los candidatos no solo en relacion con el final del analisis sino del pasaje de analizante a analista en el que algunos testimonios no han sido convincentes. La mayoria de los pasantes aportan pocos datos sobre esta coyuntura y por las elaboraciones que conciernen al deseo del analista. O las mismas no aparecen articuladas y producidas por los cambios subjetivos que se producen en la experiencia analitica que ha llegado a su fin. Con excepcion, obviamente, de los tres casos donde los pasantes fueron nominados como AE y de quienes la Escuela espera que tomen a su cargo la funcion de analistas de la experiencia de la Escuela a partir de la transmision de la experiencia y de las ensenyanzas sobre los problemas cruciales para el Psicoanalisis.

Seria deseable que el cartel del pase pudiera recoger de los testimonios mas datos sobre la formacion analitica del candidato para evaluar mas finamente las consecuencias subjetivas y en la practica analitica, de que modo el psicoanalisis incide y forma parte del contexto de la experiencia analitica que ha llegado a su fin en los momentos cruciales de la cura y en el pasaje de analizante a analista.

Por otra parte, el sujeto que ha salido del dispositivo analitico y ha sido *recuperado* por el dispositivo del pase en la Escuela, creando un nuevo vinculo con el Otro en la transferencia de trabajo es mencionada por la mayoria de los pasantes pero en algunos casos resulta dificil evaluar que los mismos surgen como efectos subjetivos producidos por la experiencia analitica misma que ha llegado a su fin.

Lucia D,Angelo, mas (Uno)
*******************************

INFORME DEL CARTEL D2

 El cartel D2 del pase de la EEP realizo su trabajo durante el periodo 1997-1999. Se reunio siete veces, en Barcelona, desde Octubre de 1997 hasta Mayo de 1999. El cartel se habia constituido con los siguientes miembros: Miquel Bassols (mas uno), Hilario Cid, Josep Monseny, Esthela Solano-Suarez, Anne Szulzynger. Debido a la renuncia de uno de sus miembros, Josep Monseny, en Octubre de 1998, dicho miembro fue sustituido por Shula Eldar hasta el final del periodo.

El cartel D2 considero 16 pedidos de pase. En tres casos se trataba de un segundo pedido de pase despues de una respuesta negativa de carteles anteriores. El cartel D2 recomendo a 12 pasantes como miembros de la Escuela, dos de ellos despues de un pedido de volver a encontrarse con un pasador.

Ninguno de los pedidos provenia de analisis conclusivos, segun la estimacion del cartel. Esta estimacion ha coincidido con la apreciacion que hacian los pasantes de sus respectivos recorridos analiticos, excepto en un caso en el cual la pasante consideraba haber llegado a un punto de conclusion. Esta conclusion no convencio al cartel que considero que habia razones fundadas para llevar mas alla el trabajo analitico.

A pesar de tratarse de testimonios de analisis en curso, todos ellos dieron cuenta de un recorrido analitico de varios anyos de duracion, hasta de 30 anyos. La mayoria de los testimonios comprendian tambien el relato de varios analisis, dos, tres y hasta cuatro, efectuados con diferentes analistas.

Tratandose de la entrada por el pase, los miembros del cartel han sido particularmente sensibles a la relacion del pasante con la causa analitica y a la manera en que ello se traduce concretamente en su implicacion en la Escuela.

En general, y dado que el cartel no ha debido tratar ningun pase conclusivo, en los testimonios que hemos escuchado la cuestion del fantasma estaba mucho mas elaborada que la del sintoma.


La relacion con la causa analitica

 El cartel ha podido observar que, en varios casos, existia una vinculo entre la problematica del padre y la posicion del sujeto que habia pasado a veces de una posicion de militante, en el sentido politico del termino, a una posicion de deseo decidido en la reconquista del campo freudiano. Asi, una pasante habia pasado de una implicacion militante en el marco de un partido politico, implicacion que califico como *otro tapon*, a una implicacion en relacion al *pais del psicoanalisis* donde se trata para ella de *usar de otro modo este lugar*.

La Escuela es vista con frecuencia como un lugar donde el sujeto puede existir porque se encuentra entonces representado por un S1 (su nombre, a veces) para un S2 (la Escuela). Asi, un pedido de pase fue suscitado por el hecho que el nombre del sujeto no aparecia en las listas de su ciudad, lo que le daba la sensacion de *no tener lugar*. Otro pasante calificaba su demanda como una *apuesta para estar en un lugar*.


La demanda de entrada por el pase

 El cartel ha constatado que la demanda de entrada esta vinculada con frecuencia a la pregunta por la feminidad. Una pasante se identificaba en primer lugar con la posicion sacrificial de su madre - *madre del deber*. Una primera demanda de entrada estaba situada en esta vertiente sacrificial: *trabajar mucho*, lo que la retornaba al enunciado del fantasma *sufrir comno victima del Otro*. Despues de un primer rechazo, una segunda demanda se enuncia entonces como *deuda*: *poder formalizar y transmitir algo de su analisis*. Otro pasante, un hombre en este caso, habia pedido en una primera ocasion su entrada por la via de los titulos y trabajos realizados. Despues, su demanda de pase se situo del lado de la *militancia y la idealizacion del saber*. Cuando el cartel escucho a los pasadores, aparecio de manera manifiesta que el pasante no habia dicho practicamente nada al pasador de sexo femenino. El cartel pidio entonces al pasante que volviera a encontrarse con ella, y el pasante indica que esta demanda habia tenido un *efecto de verdad*, lo que lo habia sacado de su primera posicion. Dice: *Me separo de la militancia. Entrar por el pase es verificar mi relacion con la causa*. Se verifica asi que la posicion del analista exige que se plantee la cuestion del no-todo de la feminidad. Un pasante que presentaba un fantasma vinculado a una posicion femenina habia recibido una primera respuesta negativa que habia provocado una profunda depresion. Al renovar su demanda, indica que esta exigia *construir algo de la castracion de la mujer*.

Por otra parte, el cartel ha podido verificar, en tres de los casos considerados, los efectos positivos que produjo en el analisis un primer pase que se saldo con una respuesta negativa del cartel a la demanda de entrar a la Escuela por el pase.


Lo que lleva al analisis

 Ha resultado de particular interes aislar los distintos modos en los que el sujeto ha sido conducido al analisis, las formas en que se encontro con algo irreductible al saber que se hizo causa de un deseo de saber. Ese *algo irreductible* da testimonio de la dimension del objeto que ha encontrado entonces, a lo largo del analisis en curso, distintas formulaciones que van depurando su estructura y su significacion en el fantasma.

Asi, la *mirada de nostalgia infinita* de una madre por un amor extranjero que se traducira en otro momento en *un blanco en el saber*, un blanco necesario para que pueda escribirse algo. O esa voz de reproche del padre dirigida al sujeto, voz que estara en el centro de sus cavilaciones como testimonio de un deseo irreductible que decidio la eleccion sexual del sujeto. O esa prisa del sujeto, correlativa de su angustia ante las diversas figuras del Otro que lo han fijado en un mutismo desde la infancia. O tambien la posicion de sacrificio con la que se ha presentado para tapar la falta del Otro, ese Otro que le dio de entrada una version sobre su identidad sexual - *una mujer viene al mundo a sufrir*. O la funcion de la ninya muerta - *esa ninya era un angelito* - en la que el sujeto cifra el duelo del Otro, pero tambien la cifra de su castracion al hacer de ese *angelito* lo que taponaba su falta. Igualmente, la dimension del objeto irreductible se hizo presente para otra pasante en la figura del *toro despedazado y sanguinolento*, animal sagrado e intocable que se igualaba al cuerpo de la mujer. O tambien el sexo escondido de un padre, tan terrible como amado, para el que el sujeto encarnaba *algo de eso terrible que habia en el cuando me pegaba*. En otro pasante, se trata de la angustia misma, *fiel companyera de la vida*, vinculada a su posicion de realizar la dimension del objeto materno a la vez que mantenia asi una distancia con las mujeres. O la funcion del *sumidero* que en otro sujeto tomada el lugar de la falta del Otro, falta que el venia a obturar una y otra vez y que se constituye en el nucleo de su sintoma. Esa funcion es revelada en otro pasante por un objeto fetiche en su dimension mas pura: en la medida que ese objeto es desplazado en el analisis del lugar en el que vela la falta del Otro, aparece la angustia como la relacion mas certera con su deseo. Para otro pasante, son los significantes de la *quiebra* y el *fracaso* los que han indicado, despues de un largo recorrido, el nudo de su sintoma en el que se revela el objeto del goce, ya cifrado de diversos modos en la historia familiar. Finalmente, es en el objeto anal, claramente indicado por la primera respuesta negativa del cartel, el que toma la palabra en otro sujeto para hacer de punto de capitonado de una larga experiencia de analisis.

Son estas distintas versiones de una misma funcion, la del enigma, donde el sujeto aprende a leer su destino de ser sexuado, funcion que ha hecho tambien de limite del saber y de su elaboracion en el analisis. En cada caso se muestra que es atravesando las significaciones fantasmaticas de ese objeto y de su consistencia como objeto de goce que el analisis obtiene su brujula y su alcance.


Cuando hay analisis

Los testimonios que condujeron al cartel a tomar la decision de recomendar al pasante al Consejo de la Escuela para que sea nombrado miembro fueron aquellos en los que se verificaba que habia analisis.

¿Cuales son, podemos preguntarnos, los elementos que dan al cartel un apoyo para acceder a este correlato de certeza?

En primer lugar se puede decir que hay una prueba del analisis cuando en el curso del recorrido relatado se da testimonio de un momento, al menos, en el que el acto del analista ha *desbaratado (*derange*) la defensa del sujeto*. Desbaratar la defensa del sujeto implica una ruptura fundamental del modo particular del sujeto de responder a lo real. Cuando el acto del analista rompe, trastorna, la defensa del sujeto, este tiene la posibilidad de descentrar su posicion subjetiva de aquellas significaciones que lo apresaban. Asi, en este desplazamiento operado, el sujeto accede a la posibilidad de cernir su modo de hacer existir al Otro como *partenaire*, es decir de subjetivar su estrategia singular de enganyo. Por ejemplo, un sujeto, despues de haber hecho cuatro analisis con diferentes analistas a lo largo de veintiocho anyos, en el ultimo analisis, gracias a la intervencion del analista, puede subjetivar que su llanto permanente, su dolor y su pena llevados como estandarte, correspondian a su modo singular de provocar en el Otro, por un lado la division, pero tambien por otro una respuesta de compasion, mientras que el sujeto se confortaba en una version del fantasma en la que se vivia como la victima del Otro. El acto del analista tuvo como consecuencia el hacer escuchar un *no* como respuesta, un *no* a la estrategia del fantasma masoquista. Asi, por primera vez para este sujeto, se revelo la logica que regia su vida. Es evidente que para este sujeto, los veintiocho anyos que precedian a esta intervencion obtienen su punto de capitonado en este momento, que marca un antes y un despues. Este ejemplo resulta precioso, ya que nos permite considerar que la marca del hecho que haya analisis no puede separarse de la presencia del analista, es decir de su acto.

Por otra parte, la ruptura de la defensa, al descentrar las significaciones fundamentales que orientan la trama de la realidad, indica el modo en que para el sujeto se inscribe su relacion con el goce. Cuando se produce un descentramiento del significado, entonces podemos decir, en funcion de los testimonios que hemos escuchado, que se perforan las representaciones de las que disponia el sujeto o, dicho de otro modo, que el acto analitico *hace vacilar los semblantes*. Entonces, necesariamente aparece la sorpresa en terminos de ruptura de aquello que para cada uno hace *mundo*. Esta ruptura parece ser la condicion necesaria para que el analizante elabore, invente un saber. La marca de un analisis en curso da testimonio entonces de la certeza del inconsciente en tanto este se realiza en el proceso analitico. Utilizando aqui la distincion que J.-A. Miller ha puesto de relieve en su Curso de este anyo, podemos decir que los testimonios que dan cuenta de que el analizante ha tocado en su analisis la certeza del inconsciente son aquellos en los cuales el inconsciente no aparece cernido en su dimension de repeticion sino a traves de la dimension de invencion de saber que lo realiza.

Al mismo tiempo, la realizacion del inconsciente que se cumple gracias a la labor del analizante, como consecuencia del acto del analista, implica su dimension etica, ya que el saber que se elabora implica la singularidad de una verdad que atanye al goce.

Asi, otra pasante desentranyaba en su tercer analisis el elemento que habia estado en juego en el encuentro con un hombre: una *mirada loca*. Pilar de la *tyche*, cifra del encuentro como tambien del drama del amor, esta mirada puede ser localizada como exponente del deseo de la madre. Por lo tanto, detras de cada pareja masculina, un comun denominador la une al estrago materno. El estrago aqui no es otra cosa que el nombre de la mujer, que resulta para la sujeto de la temprana interpretacion infantil, a la pregunta sobre la feminidad en funcion de la version de madre a la que estaba confrontada a causa de la ausencia del padre. Tocamos en este punto la dimension de invencion de saber, que da cuenta del modo en que esta sujeto responde al imposible. Imposible en tanto real, es decir inexistencia tanto de La Mujer como de la escritura de la relacion sexual.


Modos de gozar e implicacion con la Escuela

 Si bien es cierto que un analisis en curso, que no ha sido llevado hasta sus ultimas consecuencias de conclusion, no da testimonio de la demostracion de lo real como limite logico del desciframiento, no obstante, cuando hay analisis y este esta orientado hacia lo real, la realizacion del inconsciente en juego deja entrever, incluso predecir, la perspectiva de una demostracion en la que se pueda concluir que el modo propio del sujeto de gozar con el inconsciente no era otra cosa que una invencion, un *bricolage* que cubria lo imposible de representar.

En este sentido, ha sido muy patente en los casos masculinos, hasta el punto de poder establecer casi una ecuacion en terminos de comun denominador de los casos del lado *macho*, que las versiones sexuales a las cuales recurria el sujeto eran versiones que lo sujetaban a la logica edipica, en una vertiente de desmentido de la castracion de la madre. Padre enfermo, ausente, melancolico, malhumorado, feroz, tonto, cruel o afeminado, en fin, todas estas versiones de padre que en lugar de separar al sujeto de la posicion de falo imaginario de la madre, lo llevaban a adherir al fantasma de esta, para fijar una version imaginaria de relacion con el objeto, travesti o fetichista. El fantasma masoquista de estos sujetos se encarnaba en modos singulares del fracaso. Se podia cernir en cada caso como el analisis habia abierto para ellos una perspectiva nueva, ya fuera para jugar la partida del lado de la vida, ya fuera para contrariar la vertiente de la exclusion.

Tambien podemos decir que cuando un sujeto en analisis ha *atrapado* su singular invencion, es decir lo que hace sintoma como tambien el valor del mismo en tanto funcion - lo cual ha sido mas evidente del lado de los testimonios masculinos en cuanto los sintomas sexuales atestiguan de la invencion que hace posible un funcionamiento sexual - al mismo tiempo resulta una implicacion diferente del sujeto con el saber y en consecuencia con el psicoanalisis mismo y con la Escuela.

De este modo, se demuestra que la relacion con la causa freudiana siempre guarda una intima conexion con el punto en que cada sujeto se encuentra en su proceso de elaboracion analitica. Una relacion decidida con la causa freudiana implica una posicion *advertida* del sujeto con respecto a su goce. De lo contrario, la relacion con la causa analitica es solo declarativa, indice de la busqueda del sujeto de una garantia que encubra su goce singular bajo la bandera del *para todos* en el mismo estatuto.

Podemos apostar asi que un miembro de la Escuela que entra por el pase es un sujeto que sabe que su modo de gozar no puede cobijarse bajo ninguna universalizacion.

Informe redactado por Miquel Bassols a partir de las notas realizadas por los miembros del cartel