World Association of Psychoalanysis

 

EL SUPERYO EN EL FINAL DE ANALISIS

Bernardino Horne

1. El Superyo S1, (a)

S1 es la voz imperativa ; (a) el goce autista del objeto. Asi como yo, puedes gozar pero hay un No ! - Eso No, solo goce ! - Entrecruzo el Yo y el Ello donde Freud se ocupa fundamentalmete del Superyo (1).

Con el libro 20 del Seminario : "El Superyo es lo unico que obliga a una persona a gozar." El Superyo es un imperativo de goce - Goza ! (2)

2. El Superyo en la mania y en el humor

La cuestion de la identificacion al Ideal es considerada por Freud en diversos momentos de su obra. Su idea de la relacion del sujeto maniaco con el Superyo es tratada em "Luto y melancolia", "Totem y tabu", "Psicologia de las masas", "El Ego y el Id", "El humor", etc.

En los primeros momentos, Freud dialoga con Karl Abraham, y en 1917 (3) coincide con el (4) al afirmar que el contenido de la mania es el mismo que el de la melancolia, siendo que en esta, el ego sucumbe al complejo, en tanto que, en la mania, lo domina. El sentimiento de triunfo esta relacionado con esta superacion y Freud piensa que la regresion al narcicismo es la causa de la liberacion de libido que ocurre en la mania.

Em 1921 (5), Freud desenvuelve la idea que, en la mania, el Yo y el Ideal del Yo se funden, de forma tal, que el sentimiento de triunfo y de auto-satisfaccion no es perturbado por ninguna autocritica. Esta idea de fusion se mantiene y en "Malestar en la cultura" (6) habla de "sentimiento oceanico".

De todas formas, la idea central de Freud es que, en la mania, el "Ich" recibe las cargas del Superyo. Este desaparece asi dejando su poder al "Ich". El Yo es visto como un pobre diablo que, subitamente, recibe una herencia. Al reves de la melancolia, donde la "sombra del objeto cae sobre el Yo", en la mania, es el " brilho del objeto que cae sobre el Yo" (7).

En su texto "El humor" (8), Freud cambia esta idea. El Yo se funde al Superyo y traslada su carga para el. Ocurre al mismo tiempo un cambio en la ferocidad del Superyo que queda mas bondadoso.

Lo central del humor se puede resumir en una frase que dice : miren al mundo que parece tan peligroso, no pasa de un juego de chicos, digno apenas de que sobre el se haga un "Witz" (9).

Freud describe algunas de las caracteristicas del humor. La grandeza es un trazo proprio, que no esta en el chiste ni esta en lo comico. La grandeza reside en el triunfo del narcicismo y en la afirmacion victoriosa de la invulneravilidad del sujeto. Enfatiza la importancia de la negacion y desenvuelve su nueva idea al decir que en el humor es el Superyo el que recibe la cantidad. Este concepto de Freud de la hipercatexia del Superyo esta en oposicion al punto de vista que sustentava en relacion a la mania, aunque no haga mencion a la mania. Agrega que, en esta fusion, el Superyo, atraves del humor, intenta consolar y proteger de su sufrimiento al sujeto.

El humor no es resignado. Es rebelde. Con el triunfa el principio de placer sobre la crueldad de las contingencias del real.

En el humor hay una destitucion del Outro, pues sucede en el espacio del sujeto consigo proprio. Freud (10), dice esto asi : "Cuando, para tomar un ejemplo mas grosero, un criminal, llevado a la horca un lunes, dice : "Linda manera de comenzar la semana", el proceso humoristico se completa en su propia persona y, evidentemente, le concede cierto sentido de satisfaccion." El oyente es afectado a distancia.

Freud se pregunta si tenemos el derecho de representar grandes desplazamientos, "de um agente del aparato psiquico para outro" (11). Concluye que es posible un traslado brusco de la "Besetzung", la "carga", para el Superyo.

Argumenta a favor de su idea, presentando como ejemplos la pasion y la paranoia. Como una intuicion del nudo borromeo y de la segunda clinica de Lacan, dice que la cura residiria, no tanto en una solucion por la correccion de las ideas delirantes, sino en la retirada de ellas de la "Besetzung", que les fue pasada.

En esta perspectiva, la cura en la clinica freudiana, depende del reordenamiento de las cantidades desplazadas.

El humor esta puesto por Freud como uno de los metodos que el malestar en la cultura impone al parletre junto a la neurosis, la locura, las toxicomanias, el extasis. "Metodos que la mente humana constituye, a fin de huir de la compulsion a sufrir."

Queda claro que el momento del humor en el final del analisis es diverso de lo que sucede en la vida cotidiana. En este caso el cambio del Superyo es transitorio y momentanea pues el Superyo sabe que "esta repudiando la realidad y sirviendo a una ilusion" (12), en tanto que en el final de analisis devemos pensar que se produce un cambio permanente de las cantidades de carga. En el final el Superyo y el falasser forman uno solo. El deber ser se transforma en ser.

3. Las defensas maniacas

Un parentesis en torno Melanie Klein. Su gran descubrimiento fue la posicion depresiva. Esto la llevo a interesarse por las defensas maniacas y el sentimiento de triunfo, considerandolos fundamentales en los procesos de luto y en la elaboracion de la posicion depresiva. Para Klein, la defensa maniaca actua por negacion de la realidad psiquica asi como de la dependencia del sujeto con el otro. Herbert Rosenfeld (13), uno de sus principales discipulos, no acepto la idea de Freud de la disolucion del Superyo en la mania. Apoyandose em su experiencia, pionera, con pacientes con psicosis maniaco-depresivas propuso mantener la diferencia entre el Ideal del Yo y el Superyo. La fusion del Yo se daria con el Ideal. Para Rosenfeld es esta nueva instancia, producto de la fusion Yo mas Ideal del Yo, la que se rebela contra el Superyo.

En la misma epoca, en la Asociacion Psicoanalitica Argentina, durante el 9 Simposio Interno (1964), Angel Garma (14) sustento la tesis que en la mania, la fusion del Yo y el Superyo implicava en verdad el exito del Superyo sobre el Yo. Vencia la pura pulsion de muerte, el Goza ! del Superyo.

Um ejemplo que uso en varias oportunidades para dar fundamento a su teoria fue el de la muerte de Ofelia en "Hamlet" de Shakespeare que, sensual y cantando canciones eroticas, va hacia la muerte ahogandose en un rio.

En el mismo Simposio presente (15) un texto sobre el triunfo maniaco donde decia que, en el mismo, el sujeto ataca sus objetos buenos, lo mejor de si, pensando enganyosamente que ataca lo malo. Este enganyo es la propia accion del Superyo.

Melanie Klein senyalo que, durante el duelo, el triunfo maniaco sobre los objetos internos representa un aspecto destructivo de la posicion maniaca. Perturba la reparacion y la recreacion del mundo interno, lo que dificulta el trabajo de duelo.

Algunos kleinianos, por ejemplo Donald Meltzer, intentaron resolver la cuestion del error de juicio entre el objeto bueno y el objeto malo atraves de la idea de un "inadequate splitting". En estos casos, en la posicion esquizo-paranoide, las primeras divisiones del sujeto y del objeto se realizan de forma inadecuada a traves de lineas de clivaje no bien delimitadas y, de esa forma, aspectos del bien quedan del lado del mal y viceversa. Esto provoca confusion y ansiedades confusionales. Se discutia en la epoca sobre las causas de este "splitting" erroneo. Recuerdo un material clinico presentado en control, en la epoca.

Una senyora guardo un encendedor que fue de su padre. Era el unico objeto que quedo de el cuando se ahogo em un helado rio de su pais, durante un paseo con ella, entonces ninya.

Ya adulta, en la Argentina, estando en un lugar parecido con el del episodio, se le aparecio um angel diciendole que deveria desprenderse de ese recuerdo. El analista cuestiono si esa aparicion seria verdaderamente um angel o si se trataria de um demonio, basandose en la hipotesis de que, una division erronea, no separa claramente los angeles y los demonios.

Cierro el parentesis.

4. Clinica

Frecuentemente leemos, en los relatos de los AEs, que los significantes nuevos creados por ellos, son significantes que cambiaron de dimension. Jacques-Alain Miller los llama Significante del passe (16). Podemos decir que de letra de goce, aislada, pasan a inserirse en la cadena significante del analizante.

Asi, en el pase de Leda Guimaraes (17), "mundana" era un impertivo del Superyo, una orden : Goza ! Debido al pase, se produce un cambio de direccion, tomando el sentido de "ciudadana del mundo psicoanalitico".

Enric Berenguer (18) hace un relato sobre un paciente que paso de ser um "sinverguenza" para ser um "sin-verguenza". El primer significante era una acusacion del Superyo al sujeto, entanto que el segundo, habla de um modo de ser, un caracter divertido, seductor, etc., de ese singular falasser.

Em el mismo sentido, desearia destacar varios breves trechos del relato de mi pase.

Em "La via de la perplejidad" (19), presentado em el Plenario de los AEs, en Buenos Aires, en julio de 1996, dije : "La caida del objeto fue acopanyada, en la sesion, por alegria, entusiasmo y admiracion por el psicoanalisis." El sujeto, al levantarse del divan, dio un nombre divertido, pero cruel, al objeto. Seria um significante nuevo. Hubo risas.

En "Esa sombra espesa" (20) hago una articulacion del pase clinico con la revelacion producida desde un nuevo instante de ver. Despues de referirme al relampago como instante de ver, digo : el segundo tiempo es el de nombrar al ser. El significante del pase, como nos recuerda Jacques-Alain Miller, nombra al objeto de una manera tan pertinente, que el nombre incluye y torna evidente la castracion. Funciona como un chiste. Al significante del passe Miquel Bassols (21) lo llamo "significante del goce". Agrego que se trata de uma interpretacion fuera de analisis.

El significante del passe es el nombre proprio de la castracion del ser, y es, de hecho, un chiste. Nombra nada. La aparicion del significante nuevo produce el efecto comico de um chiste, con liberacion de cantidad.

La revelacion del inconsciente produce risas. Hay un pasaje de la tragedia, con predominancia de pulsion de muerte, para la comedia, lo que es posible por la introduccion del menos fi en el nombre del ser.

En un articulo reciente (22) trabaje la idea que en el pase clinico se producen cambios en la relacion cuantitativa entre las pulsiones de muerte y de vida. Si el Superyo es "la pura pulsion de muerte" (23), este cambio lo implica necesariamente.

La identificacion al sinthoma en el final de analisis, implica, en una perspectiva cuantitativa, un gran desplazamiento de cantidades. El Goza ! que ordena el Superyo, pierde su efecto desvastador.

5. Conclusion

La relacion del Superyo con el sujeto es tomada por Freud en dos sentidos : en uno, el sujeto maniaco funde el Superyo en su ser. La cantidad pasa toda del Superyo al Yo. En el otro, el sujeto, mediante el humor, se transforma en el Superyo que, transitoriamente, esta bondadoso con el.

Tambien Freud, en "Luto y melancolia", recuerda que la melancolia da al sujeto un especial acceso a la verdad. Se pregunta, entonces, porque debemos enfermar para acceder a verdades que son tan evidentes.

Si como pensamos, la Fantasia Fundamental es la defensa fundamental del sujeto, la clinica nos permite afirmar que esa defensa implica una mentira, una negacion de la verdad. Aqui recordamos el trabajo de Pierre Naveau (24) "O fantasma mente".

El final de analisis implica una aproximacion, o mejor, un encuentro con la verdad del goce del sintoma, oculto por la fantasia.

En este sentido entiendo la afirmacion de Jacques-Alain Milller que por la via de la mentira alcanzamos la verdad.

En la defensa maniaca, como en la depresion, es la pulsion de muerte la que domina. Dicho de otra forma : el goce reina. La verdad de la depresion y la mentira de la defensa maniaca estan ambas al servicio de la muerte. Provienen del Superyo.

En analisis, al final, el saber del relampago ilumina esas verdades y conduce al sujeto al saber verdadero, el saber sobre la castracion. Por eso se puede decir que "la castracion es la alegria de los hombres".

En el final de analisis, el ser, identificandose al sintoma, consigue um punto de fusion, de pura logica, por el cual trasvasa la cantidad del Superyo al ser. El ser ahora, sabe hacer con eso. El deber ser se transforma en ser. La abertura de este proceso implica un acto, un acto de consentimiento tal, que permite suponer la existencia anterior de una experiencia de acto. Un saber sobre el acto. Asi se pone en marcha la identificacion al sintoma.

La cantidad de carga del Yo mas la recibida del Superyo, se colocan al servicio del ser y de la vida. En ese acto de saber, que es saber hacer el acto es que la cantidad se traduce en multiplicidad.

Traduccion : Claudio Averbuj

 


(1) Miller, Jacques-Alain, *Clinica del Superyo*, *Recorrido de Lacan*, Manantial, 1981.
(2) Lacan, Jacques, *Le Seminaire, Livre XX, Encore*, Paris, Le Seuil, 1975, p. 10.
(3) Freud, Sigmund, *Luto e melancolia*, *Obras Completas*, vol. XIV, Standard Edition Brasileira (SEB), Ed. Imago, 1974, p. 271-275.
(4) Abraham, Karl, *Um breve estudio de la evolucion de la libido considerada a la luz de los transtornos mentales : los estados maniaco-depresivos y los niveles pregenitales de la libido*, *Psicoanalisis clinico*, Buenos Aires, Ediciones Horme, 1959, p. 319.
(5) Freud, Sigmund, *O humor* (1928), vol. XXI, Standard Edition Brasileira (SEB), Ed. Imago, 1974, p. 187, 1.
(6) Freud, Sigmund, *O malestar na civilizacao*, Standard Edition Brasileira (SEB).
(7) Abraham, Karl, *Um breve estudio de la evolucion de la libido considerada a la luz de los transtornos mentales : los estados maniaco-depresivos y los niveles pregenitales de la libido*, *op. cit.*, p. 319.
(8) Freud, Sigmund, *O humor* (1928), *op. cit.*, p. 187, 1.
(9) *Ibid.*, p. 192.
(10) *Ibid.*, p. 189, 2° paragrafo.
(11) *Ibid.*, p. 187, 1.
(12) *Ibid.*, p. 194.
(13) Rosenfeld, Herbert, *El Superyo y el ideal del Yo* ; *Uma investigacion de la teoria psicoanalitica de la mania y de la hipomania*, *Revista de Psicoanalisis*, n° 4, Buenos Aires, APA, 1964.
(14) Garma, Angel, Garma, Elizabeth, *Reacciones maniacas : alegria masoquista del Yo por el triunfo, mediante enganos del Superyo*, *Psicoanalisis de la mania y de la psicopatia*, Buenos Aires, Ed. Paidos, 1979, p. 64.
(15) Horne, Bernardino, Aslan, Carlos Mario, *La destruccion del objeto bueno en el trinfo maniaco*, en idem anterior, p. 171.
(16) Miller, Jacques-Alain, *El significante del pase*, Charla del 6 de septiembre de 1994 en el Centro Descartes, Buenos Aires, 1994, p. 12.
(17) Guimaraes, Leda, *A dobradica da metamorfose subjetiva*, *Opcao Lacaniana*, n° 29, Sao Paulo, Eolia, Dez. 2000, p. 34.
(18) Berenguer, Enric, *Sinn/Unsinn*, *Freudiana*, n° 21, Escuela Europea de Psicanalise-Catalunya, 1997.
(19) Horne, Bernardino, *A via da perplexidade*, *Opcao Lacaniana*, n° 17, Sao Paulo, Eolia, 1996.
(20) Horne, Bernardino, *Fragmentos de uma vida psicanalitica. Da IPA a Lacan*, *Essa sombra espessa*, Sao Paulo, Jorge Zahar Editor, 1999, p. 33-54. Tambieen em *L,Autre n,existe pas et l,experience de la passe* em colaboracion com Eric Laurent y Jacques-Alain Miller, Revue *La Cause freudienne. Des femmes et des semblants*, Paris, Navarin-Seuil, mai 1997.
(21) Bassols, Miquel, *A interpretacao como mal-entendido*, *Opcao Lacaniana*, n° 18, Sao Paulo, Eolia, 1997.
(22) Horne, Bernardino, *Saber da ignorancia*, *Agente*, revista de psicanalise, Jornada da Bahia, Escola Brasileira de Psicanalise-Bahia, nov. 2000.
(23) Freud, Sigmund, *Luto e melancolia*, *op. cit.*, p. 271-275.
(24) Naveau, Pierre, *O fantasma mente*, *Opcao Lacaniana*, n° 11, Sao Paulo, Eolia, 1994, p. 24.
(25) Freud, Sigmund, *Luto e melancolia*, *op. cit.*, p. 271-275.
(26) Freud, Sigmund, *O humor* (1928), *op. cit.*, p. 187, 1.