World Association of Psychoalanysis

 

El suenyo del sentido

Mario Goldenberg

 

Los suenyos en la obra freudiana tienen un lugar de privilegio tanto como cumplimiento de deseo en la "Traumdeutung", como los suenyos traumaticos en "Mas alla del principio de placer".

Como cumplimiento de deseo los suenyos constituyen un cifrado en el que real, simbolico e imaginario anudan a partir del trabajo del suenyo. El suenyo es escritura en imagenes cuyo motor es el deseo sexual, infantil, deseo pulsionante.

La preocupacion de Freud, en la "Traumdeutung" es demostrar que todo suenyo anuda bien. No puede conceptualizar aun la falla del suenyo, solo situa un limite a la interpretacion que llama ombligo del suenyo. Alli el sentido se detiene.

El ombligo del suenyo indica el punto limite del desciframiento lo no reconocido. De este modo el suenyo puede ser un tonel colmado de sentido, de modo que en la improvisacion arbitraria hallamos un texto sagrado, texto que hace enigma y que demuestra que un mensaje descifrado puede seguir siendo un enigma.

Descifrar el suenyo como disfraz del deseo nos confronta con la cifra que hace signo. El sentido del sentido del suenyo es la fuga del sentido: el ombligo del suenyo, punto imposible como dice Lacan metafora del orificio del cuerpo.

Los suenyos que despiertan, que se hallan frecuentemente en la interpretacion de los suenyos seran luego para Freud, excepcion al cumplimiento de deseo. El trabajo del suenyo cifrado y sentido fracasan.

Podemos situar un instante de perplejidad ante algo que irrumpe, alli responde el terror o quizas la angustia.

Lo traumatico que irrumpe despierta, el cifrado fracasa, no hace enigma.

El encuentro fallido con lo real irruptivo que despierta, hace necesario pasar a la vigilia para seguir sonyando.

Por un lado el ombligo del suenyo como limite al descifrado indica la imposibilidad de la estructura, alli donde el Otro no responde. Por otro lado, el fracaso del suenyo situa un punto mudo al sentido, la insercion de la pulsion de muerte, donde desmezcla puede ser desanudamiento.

Sin embargo el termino sentido no aparece demasiado en la interpretacion de los suenyos, es en las conferencias de introduccion al psicoanalisis donde el sentido de los sintomas y sentido de los suenyos adquieren su relieve.

Freud alli indica que la clinica medica conoce los sintomas pero el psicoanalisis arranca justamente de la formulacion: el sintoma tiene un sentido, al igual que los suenyos, fallidos, etc. y aun los delirios.

Un antecedente tan importante como la "Traumdeutung" es el libro del chiste donde aparece un termino que es el de "sentido en lo sinsentido"; es lo que se demanda en un analisis cuando a partir de la caida de las significaciones el sintoma hace enigma y surge la pregunta, ¿que quiere decir eso?.

El enigma es el colmo del sentido porque implica esta pregunta; el sentido no es un sentido revelado sino enigma.

En Pierce esta cuestion aparece claramente pues el sentido es virtual y se pone en juego no en el eje sintagmatico de las significaciones sino en el eje paradigmatico.

Por eso un mensaje descifrado puede seguir siendo un enigma, porque el descifrado indica un sentido que emerge pero es imposible de decir, queda nuevamente un enigma, ¿que quiere decir eso?.

Para Freud sentido en lo sinsentido es el mecanismo propio del chiste, para decirlo de otro modo desconcierto e iluminacion. Pero hay un agregado de 1912 sobre los chistes de disparate.

Estos tienen una particularidad que los hace diferentes a los demas chistes.

Freud dice que los chistes disparatados no han tenido la debida atencion en el libro del chiste. Los llama disparate de apariencia chistosa, y presenta dos muestras: -Un individuo que esta cenando al serle servido pescado, mete las dos manos en la salsa mayonesa y se unta el pelo con ella. Al observar que su vecino lo mira atonito parece advertir el error y en son de disculpa exclama: -¡Perdon!, crei que eran espinacas.

Otro: -La vida es un puente colgante. -dice uno. ¿Que significa eso? le preguntan. -¡Que se yo! responde.

Freud agrega: -estos ejemplos extremos producen su efecto por suponer el oyente que se trata de un chiste y procura descubrir tras el disparate un sentido. Pero no es posible hallar ninguno: se trata de un disparate.

J.A.Miller desarrolla en su curso del 12/04/95 la hipotesis de que el goce es siempre el disparate, aunque no lo articula con el chiste sino con el arte.

Situa la armonia del lado del placer, del par significante y el disparate del lado del goce con relacion a la insistencia significante.

Agrega que lo que se encuentra al inicio del analisis son razones ligadas a algo del disparate.

No hay demanda que no este fundada en un disparate.

El termino disparate es interesante respecto de los terminos enigma o sinsentido.

Disparate, proviene del latin: "disparatus", significa falta de relacion, manque de rapport, en el diccionario Larrousse.

Algo mas que el sinsentido del significante, lo disparatado del goce.

Entonces el primer ejemplo del libro del chiste concuerda con lo que Lacan plantea del montaje pulsional en el "Seminario XI", como collage surrealista : -un individuo se unta el pelo con mayonesa, ante la mirada atonita de su vecino.

Podemos agregar a la perplejidad, tomada del fenomeno elemental en la psicosis, el disparate como confrontacion del sujeto con el S1, en su valor de goce, de significante traumatico, que el sentido recubre. En tanto lo real excluye todo sentido.

El termino " sentido de los sintomas " que titula la conferencia 17, es un concepto clave en Freud porque lo lleva a formular al sintoma como satisfaccion sustitutiva.

Satisfaccion sustitutiva ante la satisfaccion que falta, ante el no hay relacion sexual; el sentido del sintoma, si bien se descifra conduce a lo pulsional, lo sentido en el propio cuerpo.

La clinica freudiana es un arte de la interpretacion, apuntando en primer lugar al cifrado de las formaciones, la envoltura formal.

Luego aunque Freud dice lo contrario sigue siendo un arte de la interpretacion, el fantasma se interpreta como masoquismo, las resistencias del superyo como necesidad de castigo.

La interpretacion freudiana encuentra su limite en analisis terminable e interminable, el impasse freudiano de la interpretacion se situa en lo que Freud llama -predicando en el vacio- ante la castracion. Si bien la via del sentido, situa que no hay analisis mas que de lo particular, la clinica de Freud se detiene en el enigma del enigma que es el padre, para precisarlo en el "Moises y la religion monoteista": la voluntad paterna.

Es de este modo que Lacan plantea que la interpretacion es del sentido pero va contra la significacion, pero no opera por el sentido sino por el equivoco.

La interpretacion que opera por el sentido conduce a la religion, en cambio la via del equivoco permite pasar del ¿Que quiere decir eso? al ¿Que quiere? alli donde el Otro no responde.

Una interpretacion que no sea del sentido, sino corte, no solo implica hacer caer las significaciones, sino la demanda de sentido, en tanto confronta al sujeto con el significante primordial, como signo asemantico pero con valor de goce.

Pues el cifrado como goce-sentido, hace enlace falso, cifrado a partir de la cifra, ante lo imposible de la razon sexual.

El sintoma neurotico situado tempranamente por Freud como enlace falso, indica como el sentido hace existir al Otro, como Otro de lo real.

El caracter hipnotico adormecedor de los discursos, sostiene el suenyo del sentido. La especificidad del discurso analitico como hipnosis a la inversa, es un decir que no al sentido.

Por lo tanto la operacion analitica como subversion topologica, conduce a un modo de anudamiento, no del sentido como otro de lo real, sino la identificacion al sintoma.

De este modo podemos oponer al suenyo del sentido, un deseo de despertar.