World Association of Psychoalanysis

 

Alan Turing y el nudo del partenaire

Marco Mauas

 

Acaso existia a en Turing algo asi como una intuicion de que, en el
fondo, sus descubrimientos sobre los problemas insolubles comportaban la
inconsistencia del Otro, en particular en lo que hace al la relacion con
el partenaire? Lacan ha senialado que los descubridores, aquellos que
han tocado un trozo de real, no han dejado de quedar tocados tambien por
ello, vease el ejemplo de Cantor, y nosotros hemos encontrado, a
proposito de una observacion de Eric Laurent sobre el modo
relampagueante en que Bertrand Russell dejo de amar a su primera mujer,
que este hecho esta relatado en su autobiografia en el parrafo siguiente
al que enuncia el descubrimiento de su famosa paradoja de los conjuntos.
Descubrio la contradiccion, la inconsistencia fundamental y ceso de
amar, algo de su condicion amorosa se disolvio con esto.

De manera notable, el biografo de Turing Andrew Hodges, quien ha
dedicado un sitio especial para Alan Turing en Internet, y que se ocupa
de relatar con agudeza las intersecciones de las crisis en la vida
sexual de Turing con algunos de sus descubrimientos, prefiere dejar solo
indicadas sus propias observaciones sobre los sintomas de Turing, como
si sospechara con justeza que es la mejor manera de respetar ese lugar
del sintoma, entre el semblante y lo real de la matematica- retomando la
definicion de sintoma de Jacques Alain Miller en su curso con Eric
Laurent sobre el Otro que no existe y sus comites de etica.

Hodges se ha mantenido alejado de las interpretaciones psicoanaliticas,
en particular de las de Jean Lassegue, quien tambien ha dedicado un
sitio en Internet a este tema, acerca del test de Turing y su relacion
con la diferencia de sexos.

Lassegue ha escrito un trabajo, que fue publicado en enero de 1998 en la
revista "Recherche", en el que sostiene la tesis de que el trabajo
clasico en donde Turing evoca su famoso test, "Computing Machinery and
Intelligence", puede ser analizado como « la elaboracion de un fantasma
propio a Turing, que busca pensar el origen primero de los seres
organizados sin hacer intervenir la reproduccion sexuada ». Esta tesis,
que Lassegue basa en el interes de Turing por la morfogenesis y por el
estudio del autoengendramiento en la especie Hydra, supone no solamente
una identificacion entre la morfogenesis y la inteligencia artificial -
en esto Turing tendria simplemente mucho en comun, e incluso adelantado
con respecto a la biologia de nuestra epoca - sino que supondria tambien
una identificacion entre una « inteligencia sexual » y la inteligencia
artificial. Una especie de saber en lo real de la morfogenesis de la
Hydra, que seria homologo al saber de la maquina inteligente, y
explicaria el origen de algunos de los sintomas de Turing-su
enamoramiento del joven Morcom, por ejemplo.

Lo que conocemos por la biografia de Hodges, e inclusive, por el rechazo
visceral de Hodges a este tipo de interpretaciones, permite suponer que
lo contrario es cierto. Es decir, que precisamente su descubrimiento de
esa rama del saber que se conoce como « unsolvable problems », los
problemas intrinsecamente insolubles, lo llevo muy tempranamente a
descubrir « el Otro que no existe »: que faltan determinados saberes,
precisamente los que tienen relacion con el famoso test: « es un hombre
o una mujer lo que esta del otro lado de la pared? Es un hombre o una
maquina inteligente? »

Hasta este punto, creo que hasta el mismo Andrew Hodges estaria de
acuerdo. Despues de todo, tanto en su libro biografico sobre Turing como
en otras oportunidades, insiste una y otra vez acerca de la manera en la
que Turing logro hacer su duelo por el joven Cristopher Morcom. Asi por
ejemplo en la pagina del net dice Hodges: « Escribi (en la biografia de
Turing) que Cristofer Morcom habia muerto una segunda muerte en 1936,
entendiendo que nunca volveriamos a oir hablar del concepto de espiritu
liberado del determinismo laplaciano, que habia estimulado a Turing en
1930. Me parecia a mi, de manera muy clara, que la fascinacion de Turing
con el problema de la mente era la clave del misterio de como el, joven
outsider, habia hecho una contribucion definitiva y fundamental con el
concepto de computabilidad. »

Cual es este concepto de computabilidad, que es tan fundamental? Aqui como
en todas las ?reas en donde algo de un cambio en la etica( y quien dudaria
que la llamada computabilidad trae aparejado un cambio en la etica, solo
falta decir donde esta) aqui es dificil orientarse entre la marania
informativa que es desinformativa muchas veces. En la misma direccion en
la que Lacan indica, muy tempranamente- se trata del seminario sobre el yo-
que la energia empezo como tal a calcularse despues del desarrollo de la
maquina, Jean-Yves Girard, en su prologo a la traduccion francesa del
trabajo de Turing, recuerda que la pregunta por la calculabilidad se
planteo recien despues del nacimiento de las maquinas de calcular. Y la
definicion de Turing es precisamente esa: un numero es calculable si su
representacion decimal puede ser escrita por una maquina. Calculable y
computable son sinonimos. Computabilidad equivale a calculabilidad.

Ahora bien, la revolucion que inicio Turing- esto fue muy claramente
senialado por Eric Laurent en Israel en 1993-consistio en que la maquina
simple de calcular que el invento es una maquina en la que los mensajes y
los metamensajes son incluidos en el mismo plano, letra por letra, uno a
continuacion del otro. El «estado mental» de quien efectua el calculo, que
era importante para Turing con anterioridad a la muerte de Morcom, es
reemplazado por el reconocimiento de la serie de simbolos que la maquina
debe efectuar. Este es el paso decisivo.

Es el paso decisivo pues el reconocimiento es tambien la iniciacion del
calculo.Reconocer es tambien calcular ya. Calcular es tambien reconocer los
propios numeros en la hoja de papel o en la arena o en la tableta de
arcilla. Mensaje y metamensaje estan en la misma fila, mensajes sobre el
codigo y codificaciones que incluyen el mensaje tambien. Lo que esta en la
base de todo esto es lo que Girard denomina «la regresion al sistema de
numeracion mas primitivo: los palotes». La maquina de Turing es una maquina
que calcula escribiendo y leyendo palotes, de una manera increablemente
repetitiva, y hasta estupida, pero es esto lo que permitio a la maquina
poner en evidencia los problemas de computabilidad.Es precisamente lo que
Lacan denomina «rasgo unario» y cuya importancia radica en que el sujeto se
constituye como un «error en la cuenta». Este «error en la cuenta « esta en
la base de la disyuncion entre saber y verdad. Hay verdades que no son
utilizables como saber, y el saber que interesa es solo el vinculado con la
repeticion del rasgo unario.

Calcular es reconocer pero es tambien haber perdido la cuenta, cosa que
modernamente se dice con Leibniz: para calcular es necesario no entender
el proceso. En consecuencia, se denomina «sintoma» a este hecho: hay un
error en la cuenta desde el inicio, error que, si el sujeto decide tomar a
su cargo, debe ponerle un nombre que es el de su propio goce.Todos los
problemas de computabilidad, los problemas llamados insolubles, los
problemas de la transformacion de un nudo en un problema verbal (tema del
que Turing se ocupo) tienen este descubrimiento de la computabilidad en la
base. Se trata de una extension del dicho de Lacan de que el sujeto de la
ciencia es el sujeto del psicoanalisis. Es el sujeto cartesiano elevado a
la potencia de un calculo. La llamada computabilidad o calculabilidad
supone un error inicial en la cuenta, error inherente a la numeracion de
los palotes, pues estos palotes, marcas en la arena o sistemas recursivos o
autoreferenciales tienen valor de decision (es decir, importan realmente)
cuando se los toma tambien como marcas del goce perdido.Esta es la huella
de Morcom que Hodges investiga tan analiticamente en la vida del sujeto
Turing, y que prefiere de manera joyceana cerrar a las interpretaciones de
un Lassegue, y con razon.

Finalmente, hay un punto particularmente enigmatico en la funcion del
invento de Turing, que queda puesto de relieve para mi por una frase del
seminario de Eric Laurent en Israel al que ya me he referido. Des pues de
puntualizar que la base para entender el problema de la alucinacion es lo
que Jacques-Alain Miller denomino «la estructura atomica de la comunicacion
en Lacan», que proviene del desarrollo de Jakobson en linguistica, y que no
es otra cosa que la aplicacion de la idea de Turing que comentamos mas
arriba acerca de la inclusion de la orden de leer, de escribir o de hacer, o
sea del metamensaje, en el mensaje mismo, nos encontramos con esta frase de
E.Laurent: « En relacion a nuestra opinion en psicoanalisis, por lo tanto,
no hay nada que tenga ninguna significacion, mientras no sepamos donde esta
el sintoma.» En que hemos de reconocer aqui una deuda con Turing, si puedo
decirlo asi?

Y bien, su biografo Hodges destaca constantemente, con insistencia, que una
de las cosas que lo preocupaban era la relacion de las matematicas con el
mundo real. Le asombraba desde siempre, cual ese Lacan que se asombraba del
paso del hombre sobre la luna, que las matematicas tuvieran consecuencias
fisicas. Y se ha de hallar un pormenor de este problema de lo fisico en
practicamente cualquier obra que se ocupe de la maquina de Turing: es que se
trata de una maquina. Esta primera maquina que tiene la virtud de unir la
logica con el mundo real y sus coordenadas de espacio y tiempo. Es algo
parecido a esas maquinas elementales que son los circuitos de Hans en Viena,
y que Lacan se toma el trabajo de llevar al mapa.

Para decidir que es calculable y que es incalculable, hay que pasar por la
modesta maquina de escribir, analoga a la de Turing, que escribe los signos
de a uno, y solo asi se puede definir que es lo que quiere decir la
expresion «no hay tiempo» o «no hay lugar suficiente» para esa tarea. La
maquina de Turing es una funcion que transforma la imposibilidad fisica en
logica, es decir, seniala los limites entre impotencia e imposibilidad.

Y puede especularse que quizas sea esta la razon por la que el
psicoanalisis de ninos empezo con una fobia: ese circuito en el espacio real
es el unico que puede responder al falso problema de la insuficiencia
genital del ninio. El problema de la castracion en el ninio no es que el
sea impotente en relacion al adulto, puesto que el adulto tambien lo es,
sino como articular impotencia con imposibilidad. La maquina de Turing
introdujo esta articulacion en el mundo, y el psicoanalisis la inscribio con
la nocion de sintoma. El sintoma quiere decir que no hay falta de tiempo
("no tengo tiempo") ni falta en el espacio( "no tengo lugar") o en el cuerpo
que sea articulable si no pasa por una maquinaria que las vincule con lo
imposible.